COVID-19 evidencia desinversión tecnológica nacional

COVID-19 evidencia desinversión tecnológica nacional

Imagen: Cortesía

Desde hace algunos años hemos evidenciado el deterioro del Sistema Educativo en Venezuela. Seguimos con las mismas políticas, sin tomar en cuenta la realidad de la crisis humanitaria compleja que se vive en las universidades nacionales.

La asfixia presupuestaria por parte del régimen ha llevado a las universidades autónomas a solo ser pagadoras de sueldos y salarios, dejando de lado su esencia orientada a crear conocimiento, generar investigación y desarrollo.

El COVID-19 es un virus que ha logrado paralizar al mundo, aislarnos, y esa realidad,  por supuesto, interrumpe las actividades sociales cotidianas, la asistencia a clases presenciales es una de esas actividades, las universidades están desoladas, pero debo resaltar que la aparición de este virus ha dejado en evidencia el colapso del Sistema Educativo Venezolano.

La realidad de los estudiantes venezolanos es distinta a la de cualquier parte del mundo; hoy podemos observar como las casas de estudios superiores de los países afectados por la pandemia proporcionan estrategias On line para subsanar las dificultades, sin embargo en nuestro caso el internet es intermitente o sencillamente inaccesible para la mayoría de nuestros compañeros, la electricidad aun no se estabiliza y en algunos sectores nunca llega. Necesitamos implementar otras estrategias que nos permitan seguir con nuestra formación desde la casa, para evitar la propagación del virus en nuestro país. Hoy la tecnología es un reto para nosotros.

Luego de la decisión emanada por los consejos universitarios, en las que se instruye la utilización de herramientas tecnológicas que implican inevitablemente el uso del internet o de red telefónica para así poder recibir la formación académica, los estudiantes con preocupación nos preguntamos: ¿Venezuela está realmente preparada para dar clases a distancias qué impliquen recursos tecnológicos?

Herramientas como Webinars, canales de youtube, Skype y otras aplicaciones son utilizadas por los docentes para poder dictar clases a distancia.

Responsablemente debemos señalar, que en Venezuela estamos alejados de una real evolución en tecnología, por una razón muy simple: para el Estado no es prioridad invertir en las universidades, por cierto que es un derecho establecido en el artículo 103 de la Constitución Nacional donde expresa:

“Toda persona tiene derecho a una educación integral de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones. La educación es obligatoria en todos sus niveles, desde el maternal hasta el nivel medio diversificado. La impartida en las instituciones del Estado es gratuita hasta el pregrado universitario. A tal fin, el Estado realizará una inversión prioritaria, de conformidad con las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas. El Estado creará y sostendrá instituciones y servicios suficientemente dotados para asegurar el acceso, permanencia y culminación en el sistema educativo”.

Hoy queda en evidencia que la falta de atención a las universidades es un vil acto de agresión a la educación por parte del régimen, que pone en riesgo la continuidad de la formación de muchos jóvenes en el país, esto aunado a la poca experiencia que tienen nuestros profesores en el manejo de estas aplicaciones. Lo antes expuesto, me convence que ver clases virtuales se ha convertido en una quimera.

Quisiera resaltar además, que un grupo importante de los estudiantes de la Universidad del Zulia – solo por mencionar una- son foráneos, y con el llamado mundial a #QuedateEnCasa están lejos sin servicios básicos y por supuesto sin internet.
Si ser estudiante en Venezuela era un reto, ahora está realidad amenaza la continuidad de nuestra formación académica.

Si todo el dinero que el régimen utiliza en compra de armas e implementos para las fuerzas represivas, se le invirtiera a la educación, la realidad sería otra para los estudiantes en estos momentos.

 

Yeissel Perez
Candidata a la FCU-LUZ

No olvides compartir en >>