Bélgica lanza una operación de toma de ADN

Bélgica lanza una operación de toma de ADN con el que espera resolver histórico caso de Brabante

Cientos de belgas deberán dar en las próximas semanas muestras de su ADN en el marco de la investigación sobre las matanzas perpetradas por los asesinos de Brabante, un caso sin resolver de los años 1980, indicó este miércoles la fiscalía federal.

El objetivo es comparar las muestras de saliva con los restos de ADN sin atribuir y presentes en varios elementos del caso, como armas, municiones o ropa, explicó a la AFP un vocero de la fiscalía, Eric Van Duyse.

“Cuando se confió el caso a la fiscalía federal [a principios de 2018], el objetivo era hacer todo lo humana y técnicamente posible para facilitar finalmente una respuesta a las víctimas. Estamos en esta lógica”, aseguró.

Un total de 28 personas murieron entre 1982 y 1985 en una serie de atracos a comercios en el centro del país perpetrados por hombres enmascarados, cuya crudeza aumentó a fines de ese último año con ataques indiscriminados a familias que acudían a hacer la compra a supermercados.

Una de las pistas que se consideró con más seriedad fue una operación de desestabilización del Estado belga por parte de gendarmes o exgendarmes próximos a la extrema derecha, aunque no condujo a nada en 35 años.

Desde hace dos años, la fiscalía federal asegura haber identificado a 2.700 personas que pudieran ser de interés para la investigación: individuos otrora sospechosos o cuyos nombres circularon en declaraciones o audiencias.

“Unos cientos de personas” están llamados a dar su ADN, explicó Van Duyse, algo que podría tomar “varias semanas o incluso algunos meses”.

Una fuente cercana a la investigación cifró por su parte en “más de 500” las personas concernidas.

Noticia al Día/AFP

No olvides compartir en >>