Muere el alpinista Brad Gobright tras caer desde 300 metros de altura

Muere el alpinista Brad Gobright tras caer desde 300 metros de altura

Foto: Referencial

A pesar de tener una amplia experiencia escalando alrededor del mundo, el reconocido alpinista estadounidense Brad Gobright falleció al caer en la ruta Sendero Luminoso, en Potrero Chico, en el municipio de Hidalgo de México. Protección civil informó del accidente y lamentó su deceso el jueves.

Protección civil del estado de Nuevo León, donde se ubica esta localidad, explicó en sus redes sociales que el estadounidense falleció después de caer 300 metros en una expedición que realizaba en México.

Gobright estaba acompañado de su colega Aidan Jacobson, de 26 años. El originario de Phoenix, Arizona, sobrevivió, pero sufrió lesiones en el tobillo derecho y otras partes del cuerpo. Asimismo, otros escaladores también fueron asistidos por la dependencia gubernamental.

Según informaron medios locales, para las labores el rescate del cuerpo y auxilio de los demás alpinista acudieron ocho escaladores al sitio del accidente. También, al lugar acudió personal de Protección Civil de Nuevo León y del municipio de Hidalgo, así como personal de Servicios Periciales y de la Fiscalía General de Justicia del Estado para hacer las diligencias de ley.

 

Protección Civil informó que la Ruta Sendero Luminoso es visitada por escaladores de diversas partes del mundo. El paraje tiene una altura de entre 850 y 900 metros de altura y los deportistas deben utilizar dos días para realizar el recorrido.

Gobright escaló muchos lugares del mundo. Un ejemplo es su travesía en 2017, junto a Jim Reynold. Ambos rompieron un récord de tiempo al escalar El Capitán, en el Parque Nacional Yosemite, California, que tiene una altura de más de 914 metros de altura. La hazaña la lograron al hacer un tiempo de dos horas, 19 minutos y 44 segundos, según la revista Rock and Ice Magazine.

 

Accidente similar al de Kyle Walker

Este deporte es muy practicado en el mundo, aunque es uno de los de mayor riesgo. Ya hay varios antecedentes de alpinistas que han caído y han sufrido lesiones graves. Un caso es el de Kyle Walker, quien durante su ascenso al Second Flatiron, de Colorado, Estados Unidos, tuvo un percance que casi le cuesta la vida.

El joven de 26 años perdió el equilibrio y cayó al vacío desde 20 metros. En el camino, golpeó con varias piedras y sufrió heridas que lo dejaron inmóvil en el suelo durante varios minutos. Aquel episodio ocurrió el 16 de abril.

Cuando salió del hospital, el saldo de sus heridas fue de una fractura de las dos muñecas, ocho costillas, la pelvis y la perforación de un pulmón.

 

Agencias

No olvides compartir en >>