Estadio Olímpico de Tokio está listo para los Juegos de 2020

Estadio Olímpico de Tokio está listo para los Juegos de 2020

Foto cortesia

Los trabajos de construcción e inspección del nuevo Estadio Olímpico de Tokio han sido completados, según anunciaron hoy los responsables de las obras cuando restan unos ocho meses para la celebración de los Juegos Olímpicos 2020 en la capital nipona.

El Consejo de Deportes de Japón, el organismo público-privado a cargo de la construcción de la que será una de las principales sedes de los próximos Juegos, completó este sábado los procedimientos necesarios para poner el estadio a disposición del Gobierno de la capital y del comité organizador de Tokio 2020.

El nuevo recinto se ubica en el mismo espacio donde se erigía el demolido Estadio Olímpico de los JJOO que acogió Tokio en 1964, y su construcción se ha completado tras un retraso causado por el cambio de planes respecto al diseño inicial.

El Gobierno local y el comité organizador decidieron en el verano de 2015 desechar el diseño original del estadio para rebajar su presupuesto, tras un aluvión de críticas debido a su magnitud y a su coste excesivos.

El extravagante diseño inicialmente elegido, de la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid, fue descartado y sustituido por otro obra del nipón Kengo Kuma, que según los organizadores aporta una apariencia más austera y un carácter más ecológico y adaptado a la tradición nipona y al entorno.

Esto provocó retrasar las fechas previstas para la construcción del estadio e impidió que el recinto estuviera listo para acoger partidos del Mundial de Rugby que Japón acogió el pasado septiembre.

El estadio se comenzó a construir en diciembre de 2016, catorce meses después de la fecha inicialmente planeada, y se ha completado con un presupuesto final de 157.000 millones de yenes (1.302 millones de euros/1.433 millones de dólares).

El recinto tiene un aforo de 60.000 espectadores, y acogerá las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos que se celebrarán en Tokio entre el 24 de julio y el 9 de agosto de 2020, además de las finales de las pruebas de atletismo, entre otros eventos.

“Estamos seguros de que el estadio se convertirá en un legado irremplazable”, explicó en un comunicado el director ejecutivo del comité organizador, Toshiro Muto, que aseguró que el recinto permitirá a los habitantes de Tokio disfrutar de la experiencia deportiva “por otros 50 años o más”.

Está previsto que el estadio sea inaugurado el próximo 21 de diciembre con un acto que incluirá exhibiciones deportivas y espectáculos musicales, mientras que el primer evento oficial que acogerá será la final de la Copa del Emperador de fútbol, el 1 de enero de 2020.

Agencias

No olvides compartir en >>