Juicio sobre la ‘paternidad secreta’ de Julio Iglesias comienza en mayo

Foto: Archivo

A pesar de que llevaba más de dos décadas luchando, aparentemente sin éxito, para que el cantante Julio Iglesias le reconociera oficialmente como uno de sus hijos biológicos, parece que finalmente Javier Sánchez Santos ha conseguido hacer progresos significativos a la hora de implicar a la justicia española en su batalla personal contra el astro de la música.

Según recogen medios españoles como la revista Diez Minutos, los abogados de Sánchez habrían expresado ahora su confianza en que el tribunal que estudia el caso anuncie próximamente la apertura de juicio oral con la que dirimir definitivamente la disputa: un proceso que podría comenzar este mismo mes de mayo y que habría de celebrarse a puerta cerrada a fin de “garantizar la protección de la intimidad y vida privada de las partes”.

A lo largo de las últimas semanas se han producido novedades de gran relevancia en la instrucción del caso que, todo sea dicho, han beneficiado y perjudicado a los contendientes a partes iguales. Por un lado, el veterano intérprete ha contado con el respaldo del juez en su deseo de evitar, como solicitaba Sánchez, que sus hijos tuvieran que someterse a pruebas de ADN para tratar de encontrar similitudes entre sus resultados y las del demandante: a juicio del magistrado, los retoños del artista no son parte del proceso y no hay necesidad de arrastrarlos al litigio.

Por otra parte, lo que en principio supone un importante triunfo para Javier Sánchez Santos, los tests que él mismo realizó recientemente para descubrir si, en realidad, su progenitor era uno de los antiguos compañeros sentimentales de su madre han arrojado resultados negativos. De esta forma, se reduce el abanico de posibilidades sobre la identidad de su verdadero padre y, al mismo tiempo, se anula uno de los principales argumentos esgrimidos por la defensa de Julio Iglesias para rechazar su vínculo con el demandante.

Sin embargo, de momento el equipo legal de Sánchez no ha podido superar uno de los grandes escollos que han mantenido tradicionalmente estancada la investigación: la negativa tajante de Julio Iglesias a someterse a una prueba de paternidad que, sin duda, facilitaría enormemente la resolución del misterio. El artista no se ha visto legalmente forzado a dar su brazo a torcer en ese sentido y, a pesar de que el año pasado un detective privado se hizo con una muestra de ADN del cantante encontradas en un cubo de basura, ningún juez las ha aceptado como pruebas válidas.

Agencias 

Recuerda compartir en >><Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print