Piden observadores internacionales en referéndum sobre Constitución cubana

Foto: Archivo

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ha pedido al Parlamento Europeo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) que envíen observadores al referéndum del 24 de febrero próximo sobre la reforma de la Constitución de Cuba.

El objetivo es que los representantes internacionales “supervisen el proceso y el régimen (cubano) no tenga vía libre para modificar la voluntad popular”, según argumenta el OCDH en un comunicado difundido hoy en Madrid.

En concreto, las peticiones se han dirigido a Antonio Tajani, presidente de la Eurocámara, y varios europarlamentarios; Luis Almagro, secretario general de la OEA, y Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos.

En el caso de la OEA, de la que Cuba no forma parte, el OCDH trata de que los Estados que son miembros de ella envíen delegaciones de observadores imparciales a la isla.

“El proceso de redacción y consulta de la nueva Constitución de la República de Cuba ha sido excluyente, concebido desde y por el Partido Comunista de Cuba, que ha redactado e impuesto su versión de la Ley que regirá el destino de la nación cubana”, según denuncia el OCDH en esas cartas.

Además, asegura el observatorio, el Gobierno cubano “ha soslayado las opiniones críticas, las propuestas de modificación y las enmiendas planteadas por diferentes sectores de la sociedad”.

“Por su talante represivo y la agresividad demostrada en estos días por el Gobierno ante el auge de las expresiones críticas, prevemos que la represión aumentará con el fin de ahogar las expectativas del pueblo cubano”, según el OCDH.

También asegura que los cubanos vivirán un proceso de votación “carente de garantías”.

En la petición dirigida a Bachelet, el OCDH afirma: “Esta es una cuestión de derechos humanos, por tanto le pedimos que inste a las autoridades cubanas a que los mismos sean respetados en todo momento, a todos”.

En esta línea de crítica, el OCDH ha iniciado con otras organizaciones cubanas la campaña #YoVotoNO en redes sociales.

El Parlamento cubano aprobó por unanimidad el borrador final de la nueva Constitución el 22 de diciembre pasado, que mantiene al gobernante Partido Comunista (único) como “fuerza dirigente superior de la sociedad” y el comunismo como aspiración.

“La Ley fundamental que acabamos de aprobar reafirma el rumbo socialista de la Revolución” y garantiza “una mayor inclusión, justicia e igualdad social”, dijo en ese momento el presidente del país, Miguel Díaz-Canel.

En esencia, la nueva Constitución no modifica el sistema político de la isla, pero sí busca plasmar la controlada apertura económica y las reformas impulsadas durante los dos mandatos de Raúl Castro (2008-2018), en un intento por fortalecer la debilitada economía del país.

EFE

Recuerda compartir en >><Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print