Trump calificó encuentro en Argentina con el presidente de China como extraordinario

Este lunes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha calificado a través de su cuenta de Twitter de “extraordinaria” su reciente reunión con su homólogo chino, Xi Jinping, en el marco de la cumbre del G20 que se celebró la semana pasada en Buenos Aires (Argentina).

“Mi encuentro en Argentina con el presidente de China Xi fue extraordinario. ¡Las relaciones con China han dado un gran paso adelante!”, escribió el mandatario. “Muy buenas cosas pasarán. Estamos negociando con gran fuerza, pero China también tiene mucho que ganar si se completa un acuerdo”, añadió.

“Los agricultores tendrán un beneficio muy grande y rápido de nuestro acuerdo con China. Tienen la intención de comenzar a comprar [nuestros] productos agrícolas de inmediato. Hacemos los productos más finos y limpios del mundo, y eso es lo que China quiere”, ha continuado Trump en un segundo tuit.

También ha calificado su relación con el presidente chino de “muy fuerte y personal” y ha asegurado que ellos son “las únicas dos personas que pueden lograr un cambio masivo y muy positivo, en el comercio y más allá, entre nuestras dos grandes naciones”. “¡Una solución para Corea del Norte es una gran cosa para China y para todos!”, ha añadido Trump.

En una declaración anterior, el inquilino de la Casa Blanca ya había calificado la reunión de “increíble y productiva” y se refirió a las “posibilidades ilimitadas tanto para EE.UU. como para China” que podría conllevar una colaboración entre ambas partes, añadiendo que es “un gran honor trabajar con el presidente Xi”.

‘Tregua’ de 90 días

El presidente de EE.UU. y su homólogo chino acordaron el sábado pasado al término de su reunión en Buenos Aires una ‘tregua’ de 90 días en su disputa comercial, mientras los dos países intenten ultimar un acuerdo duradero sobre la propiedad intelectual, el robo de tecnología y las barreras comerciales no arancelarias.

Washington acordó suspender, al menos de momento, sus planes para aumentar las tarifas a partir del próximo 1 de enero, mientras la parte china aceptó comprar “una cantidad aún no acordada, pero muy importante, de productos agrícolas, energéticos, industriales” de EE.UU. para reducir el enorme déficit comercial entre ambos países.

“El presidente Trump y el presidente Xi acordaron comenzar de inmediato las negociaciones sobre cambios estructurales relacionados con la transferencia forzada de tecnología, la protección de la propiedad intelectual, las barreras no arancelarias, las intrusiones y los robos cibernéticos, los servicios y la agricultura”, reza el comunicado.

“El presidente Trump acordó que el 1 de enero de 2019 mantendrá los aranceles a productos por un valor de 200.000 millones de dólares a una tasa del 10%, y no los elevará al 25% en este momento”, afirmó la Casa Blanca a través de un comunicado.

Sin embargo, si los dos países no logran llegar a un acuerdo en un periodo de 90 días, los aranceles existentes se incrementarán, aseveró.

“Ambiente amistoso y sincero”

En relación con el encuentro entre Trump y Xi durante el G20, el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, enfatizó que las negociaciones se llevaron a cabo “en un ambiente amistoso y sincero” y que las dos partes acordaron que “pueden y deben tener relaciones bilaterales correctas”.

“La discusión sobre temas económicos y comerciales fue muy positiva y constructiva”, sostuvo el jefe de la diplomacia china, subrayando que “los dos jefes de Estado llegaron a un consenso para detener el aumento mutuo de nuevas tarifas”.

Asimismo, expresó que China está dispuesta a aumentar las importaciones “de acuerdo con las necesidades de su mercado interno y las necesidades de la población”, incluidos los productos de EE.UU., de tal forma que se pueda “aliviar gradualmente el desequilibrio en el comercio bilateral”.

Actualidad RT