En Panamá 2.500 personas mueren cada año por cáncer

Foto: Archivo

Las muertes por cáncer aumentan cada año a nivel mundial, en Panamá 2.500 personas mueren cada año por tumores malignos, según cifras del Ministerio de Salud (Minsa). Estas cifras mantienen en alerta diversas organizaciones, como la Asociación Nacional Contra el Cáncer (Ancec), que buscan aliados para ayudar a las autoridades sanitarias en el trabajo de promoción, prevención y detección temprana de la enfermedad, que, descubierta a tiempo, se puede curar.

Myrna McLaughlin, asesora del Minsa expresó su apoyo al trabajo que desarrolla la Ancec, “porque la idea es que se puedan hacer sinergias y potenciarse los recursos”, esto en el marco de la búsqueda de aliados contra la enfermedad.

La búsqueda de aliados en los diversos sectores de la sociedad civil es activa, la asociación busca encaminar esfuerzos conjuntos hacia la promoción, prevención y diagnóstico temprano de una enfermedad que anualmente causa la muerte de, al menos, 2 mil 500 personas.

La iniciativa, que comenzó en octubre pasado, reducir la incidencia de esta enfermedad y aumentar la sobrevida de las personas a través de la detección temprana.

Un reporte del Instituto Oncológico Nacional (ION) indica que el año pasado hubo 3 mil 678 casos de cáncer en Panamá, mientras que en 2016 la cifra ascendió a 3 mil 650 casos.

Por otra parte, los datos revelados indican que la mayoría de los casos en esa institución en 2017 fueron de cáncer de mama (741), cervical (345) y próstata (272).

Ante este panorama, surgió la iniciativa de sumar a miembros de la sociedad civil a la lucha contra el cáncer. Myrna McLaughlin de Anderson, asesora del despacho superior del Minsa, sostuvo que la propuesta de trabajar con las organizaciones de la sociedad civil dedicadas a luchar contra el cáncer responde a una recomendación del National Cancer Institute, de Estados Unidos.

Aclaró, que por esa razón, el Minsa acoge la iniciativa de la Ancec, “porque la idea es que se puedan hacer sinergias y potenciarse los recursos”.

El director del ION, Aníbal Villa Real, manifestó que en el Minsa hay un departamento que dicta las políticas a seguir en la lucha contra el cáncer, el cual coordina las campañas de prevención y detección temprana de esta enfermedad.

No obstante, indicó que no tiene nada en contra de la propuesta que adelanta la Ancec, por el contrario, le parece que vale la pena considerarla para que no se baje la guardia entre la población sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico temprano.

De hecho, la experiencia en el Oncológico es que el 60% de los pacientes que reciben atención médica en esta institución de salud acude cuando ya esta enfermedad tiene un considerable avance.

El radioncólogo y vicepresidente de la Ancec, Keith Britton, aseguró que la clave está en la promoción, prevención y diagnóstico temprano de la enfermedad.

Agregó que las estadísticas dan cuenta de que la incidencia de cáncer en el continente es alta. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla que en América el cáncer es la segunda causa de muerte y se calcula que cada año 2.9 millones de personas son diagnosticadas y 1.3 millones mueren por la enfermedad.

Además, que el 52% de los nuevos casos de cáncer y el 35% de las muertes por cáncer se producen prematuramente en personas de 65 años de edad o menos.

Para la OMS, si no se toman medidas adicionales, se prevé que para el año 2025 la carga del cáncer aumente a más de 4 millones de nuevos casos y 1.9 millones de muertes.

Este organismo también advierte de que el tabaquismo está entre los principales factores de riesgo de la enfermedad, razón por la cual recomienda adoptar medidas de prevención.

Mariela Nava

Noticia Al Día