Cobro de impuesto de inmueble no se incluirá “en la letra de cualquier préstamo”, según Troetsch

El presidente de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), Carlos Troetsch, aclaró este miércoles que los bancos no van a incluir la retención del impuesto de inmueble en la letra de cualquier préstamo, sin embargo, el cliente debe establecer una cuenta donde el banco pueda debitar los montos asignados por la Dirección General de Ingresos (DGI).

“El trabajo es enorme tanto para el banco como la DGI, para que la información que se obtenga sea la correcta nosotros no vamos a obligara a nadie a pagar impuestos, solo seremos recaudadores del dinero y decirle a la DGI allí está”, expresó Troetsch.

El presidente de la ABP explicó que la obligación que los bancos retengan el impuesto de inmueble es producto de la aprobación y la promulgación de la Ley 66 de 17 de octubre de 2017 de Patrimonio Familiar Tributario (PFT), donde se desprende el decreto: Decreto 362 del 29 de noviembre que reglamenta el mecanismo de retención.

Entre las gestiones o requisitos, los bancos deben remitir al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) o la DGI la lista completa de los préstamos hipotecarios y las fincas correspondientes que garantizan dichos préstamos.

Con base a esa información, el MEF deberá comunicarle a los bancos qué fincas son sujetas de la retención (cobro), y el monto de impuesto a retener por cada una.

Posteriormente, el MEF deberá comunicar a los bancos si hay saldos, intereses y recargos. Además, los deudores de los préstamos hipotecarios, que serán los responsables del pago del impuesto, deberán indicar a su entidad bancaria la cuenta o cuentas bancarias que usarán para pagar el impuesto, y para que se practique la retención.

Troetsch reiteró que la Dirección General de Ingresos determinará el cálculo de la base imponible y monto de la retención, no aplican a las viviendas bajo el beneficio fiscal de Vivienda Principal, Patrimonio Familiar ni a viviendas exoneradas. Únicamente aplica para las segundas propiedades.

Sobre el tiempo que puede estar iniciando esta retención que rige a partir del 1 de enero de 2019, el presidente de la Asociación Bancaria expresó “vamos a intentar y trabajamos con el MEF para iniciar con los créditos nuevos y hacerlo dentro de los primeros 3 o 4 meses del 2019, y los expedientes más antiguos entonces tener un poco más de tiempo para tener la adecuación necesaria a los sistemas operativos, tanto de los bancos como de la DGI”.

Al contribuyente se le podrá practicar la retención en doce cuotas mensuales, en una o en tres cuotas o partidas de acuerdo a la Ley 66 del 17 de octubre del 2017, de esta forma el contribuyente no incurrirá en mora, por lo que no acarreará en recargos e intereses. Es decir, el contribuyente decide la forma en que desea hacer el pago.

Telemetro

Recuerda compartir en >><Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print