Centro ecoturístico en Fuerte San Lorenzo se construirá con inversión de 5.8 millones de dólares

El Ministerio de Ambiente de Panamá informó que a fin de promover el desarrollo ecoturístico en el fuerte colonial San Lorenzo, en la provincia caribeña de Colón, se destinarán unos 5,8 millones de dólares para la construcción de un centro de visitantes en el área.

El proyecto, que será llevado con el Patronato de Portobelo y San Lorenzo, quedó enmarcado en la firma del Convenio Específico de Cooperación, para la construcción, operación y administración del Centro de Visitantes e Interpretación del Castillo de San Lorenzo el Real de Chagres en Colón, como originalmente lo denominaron los conquistadores españoles.

Con la inversión, la entidad ambiental realizará la construcción del Centro de Visitantes, cuyos fondos serán financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Dentro de los objetivos del proyecto ecoturistico será aumentar el acceso de visitantes nacionales y extranjeros, y contribuir al desarrollo social y económico de Colón, generando empleos verdes.

Según estadísticas suministradas por el Patronato de Portobelo y San Lorenzo, entre enero y julio de 2017 solo unas 9.564 personas visitaron el sitio histórico.

Resultado de imagen para Fuerte San LorenzoEl Ministro de Ambiente, Emilio Sempris, dijo que el desarrollo del recinto potenciará el ecoturismo de la provincia, añadiendo un gran valor a sus recursos naturales.

Además, agradeció el trabajo en conjunto del Gobierno, Patronato y la entidad financiera para generar las infraestructuras aptas para que el desarrollo turístico sea lo más responsable posible y lo más amigables con el ambiente

La firma del convenio y la construcción del Centro sientan un precedente importante en cuanto a cooperación público-privada en el sector de la Costa Abajo de Colón, que apunta al fortalecimiento de la gestión ambiental, social y económica de esa importante región.

El fuerte se encuentra en un área protegida selvática de especial belleza, con una extensión de 12.250 hectáreas que esconden una gran variedad de árboles tropicales.

De acuerdo con historiadores, la construcción de esta fortaleza, situada frente a la entrada del río Chagres desde el mar Caribe, fue encargada por el rey español Felipe II para defender sus posesiones de los ataques de corsarios y piratas al ingeniero militar italiano Juan Bautista Antonelli, quien concluyó el proyecto en 1601.

Después de su uso como baluarte de defensa de las mercancías que recorrían el Camino Real entre Portobelo y la ciudad de Panamá, ya en el siglo XIX fue prisión hasta que finalizó el proceso de independencia del istmo y empezó su abandono.

El monumento histórico fue declarado en 1980 como Patrimonio de la Humanidad.

EFE

Recuerda compartir en >><Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print