Madre e hija mueren tras ser atacadas por sus perros en España

Dos mujeres, madre e hija, de 57 y 41 años, han sido halladas muertas tras ser atacadas por sus perros en la urbanización Balcón del Tajo, en Colmenar de Oreja —localidad de unos 8.000 habitantes en el sureste de la Comunidad de Madrid, España.

Según confirman fuentes de Emergencia, uno de los maridos de las víctimas las encontró en el domicilio familiar, en el que había dos perros de la raza dogo de Burdeos. El ataque se produjo pasada la una de la tarde, según el portavoz de Emergencias. La Guardia Civil indicó que los los cuerpos de las dos mujeres presentaban multitud de mordeduras.

Los familiares de las víctimas, que las encontraron al entrar en la vivienda, están recibiendo asistencia psicológica. Los servicios de emergencias fueron alertados por los maridos de las fallecidas, que han tenido que ser atendidos por una crisis de ansiedad. La investigación sobre el suceso la está llevando a cabo el equipo de la Policía Judicial de Pinto.

El importante número de mordiscos que presentaban ambas mujeres ha causado un gran impacto tanto en los servicios de emergencia como en sus allegados. De momento, los dos perros serán trasladados a una protectora como medida cautelar y a disposición judicial. Al lugar de los hechos se han desplazado efectivos del Seprona. Según fuentes de la Guardia Civil, en estos casos “se intervienen los perros y se quedan en una protectora”.

El alcalde de Colmenar de Oreja, Francisco Javier García (PP), explicó por teléfono que la Policía Judicial todavía está investigando los hechos y que el incidente se produjo en la propia parcela de las fallecidas. Este lugar está situado en la urbanización Balcón del Tajo, a diez kilómetros del centro de la localidad. Según el regidor, uno de los maridos las ha encontrado muertas y posteriormente ha llamado a Emergencias y ha encerrado a los animales. El Gobierno municipal está esperando que la Policía Judicial termine sus pesquisas para reunirse con la familia y darles el pésame.

Otros casos similares
Aunque la raza dogo de Burdeos no figura en la lista de perros “potencialmente peligrosos” del real decreto de 2002, algunas comunidades autónomas o incluso municipios sí lo incluyen en sus normas específicas, informa EFE. Hace un año una mujer en Galicia perdió las dos piernas tras un ataque de un perro de esta raza.

El pasado 26 de abril del 2018 una mujer de 31 años sufrió una herida grave al ser atacada por el perro de raza pitbull de unos amigos, a los que visitaba en su piso en el barrio de San Diego (distrito de Puente de Vallecas, al sureste de Madrid). Un año antes en La Palma una mujer de 40 años falleció tras ser atacada por su pitbull y en 2016 una mujer murió en Calzada de Calatrava (Ciudad Real) después de que un pitbull, raza considerada peligrosa, mantuviera una pelea con otros perros de su propiedad.

El País