El Atlético sella su pase a octavos de ‘Champions’ ante un débil Mónaco

El Atlético Madrid se clasificó este miércoles para los octavos de final de la Liga de Campeones al imponerse en casa por 2-0 al Mónaco francés, que en los minutos finales desaprovechó un penal que Radamel Falcao mandó fuera.

Se adelantó pronto el Atlético con un gol en propia puerta de Benoit Badiashile (2), antes de que Antoine Griezmann hiciera el 2-0 (24) en un partido que los rojiblancos acabaron con diez por la expulsión de Stefan Savic por doble amonestación (78).

La victoria asegura al Atlético de Madrid, líder del grupo A, estar en la siguiente fase de la ‘Champions’, independientemente de lo que haga el Borussia Dortmund contra el Brujas.

El partido, que comenzó con un pequeño homenaje al delantero colombiano Radamel Falcao por sus dos temporadas en el Atlético (2011/2013), fue un monólogo del equipo rojiblanco.

El Mónaco, que llegaba a este encuentro ya sólo unas muy remotas posibilidades de alcanzar el tercer puesto de la llave y con la vista puesta en su propia liga, sacó al campo un equipo plagado de rotaciones, incluidos jóvenes del filial.

El técnico del equipo monegasco, Thierry Henry, ya había dejado entrever que su prioridad es el campeonato francés por lo que reservaría a jugadores, entre ellos, el propio Falcao, que empezó el partido en el banquillo.

Apenas empezó a rodar el balón cuando el Atlético se adelantó con un disparo de Koke desde la frontal que desvió Badiashile, engañando completamente a su portero Diego Benaglio (2).

El gol cayó como un jarro de agua fría en un Mónaco, que se limitaba a esperar atrás al Atlético sin apenas molestar el juego de los rojiblancos, que entraron muy intensos al encuentro, sabedores de que tenían el billete para octavos en juego.

Griezmann remata al Mónaco

A los 8 minutos, Thomas Lemar estrellaba en el palo un saque de falta, pero habría que esperar casi a la media hora para que Griezmann aumentara la distancia.

El francés controló un pase atrás desde casi la línea de fondo del argentino Ángel Correa para soltar un disparo con el exterior que supuso el 2-0 (24).

Fue otro mazazo para el Mónaco, al que no le duraba nada el balón cada vez que intentaba salir al ataque en busca de la portería de Jan Oblak, que apenas tuvo trabajo en toda la noche.

El Mónaco se fue al descanso con un remate de cabeza que se fue desviado y a la vuelta de la pausa, Thierry Henry decidió mover el banquillo.

Con la misma sensación de impotencia sobre el campo, el técnico monegasco dio entrada a Falcao, al que el Metropolitano ovacionó, por Moussa Sylla (54).

Apenas llevaba cinco minutos en el terreno de juego cuando el ‘Tigre’ protagonizó la jugada más peligrosa del cuadro monegasco.

Recibió en el área prácticamente sólo, y a la media vuelta soltó un disparo que atajó Oblak (60).

Griezmann se encargó de responder al minuto siguiente con un disparo que sacó Benaglio, que también voló para detener otro trayazo de Lemar (78).

Llegó entonces la gran oportunidad para el Mónaco en una mano de Stefan Savic en el área, que el árbitro sancionó con un penal, pero Falcao lo envió fuera (82) sentenciando el partido.

AFP