¿Qué es el error 503 que provocó la caída de YouTube?

El pasado miércoles, usuarios de Twitter y Facebook de diversas nacionalidades comenzaron a reportar una falla en la plataforma de videos YouTube. Minutos más tarde la empresa confirmaba la falla con un mensaje que citaba: “Gracias por sus reportes sobre los problemas de acceso a YouTube, YouTube TV y YouTube Music. Estamos trabajando para resolverlo y se lo haremos saber una vez que esté arreglado. Pedimos una disculpa por cualquier inconveniente que esto pueda causarles, los mantendremos informados”.

De inmediato se hizo tendencia el Hashtag #YouTubeDOWN y comenzaron las burlas y memes por las redes sociales, y es que la plataforma de videos estuvo caída a nivel mundial por casi una hora.
Cada vez que se quería ingresar, ya sea a través de la app o desde la web, se marcaba el error 503. Pero ¿qué significa esta advertencia y qué pista arroja sobre las posibles causas del fallo de la plataforma?

Código 503 —

El código 503 significa literalmente ‘Service Temporarily Unavailable’ (servicio no disponible temporalmente). El servido manda esa respuesta cuando no se puede procesar la petición del usuario.

Las razones por las que se presenta este error son varias, entre ellas: que la página tuvo un pico repentino de tráfico, es decir, que varios usuarios están dando clic al mismo tiempo, lo que genera tanta interacción en la web que las peticiones se vuelven insostenibles; también puede ser un intento de hackeo, por lo cual se impide el acceso para proteger la vulnerabilidad de la página; o simplemente hubo algún problema en la programación de la web y se debe optimizar.

Es por ello que el error 503 toma segundos o minutos, dependiendo de la situación y la gravedad, en resolverse. Sus programadores deben ponerse a revisarlo, como médicos de la tecnología, y solucionar el problema cuanto antes para regresar al sitio a la normalidad.

Que YouTube estuviera caído por una hora no solamente representa bajas en sus reproducciones y molestias en los usuarios, sino una gran pérdida de dinero para la empresa.

El Comercio