Bayern de Múnich gana en Atenas y aleja su crisis también en Champions

El Bayern de Múnich derrotó este martes 2-0 al AEK en Atenas en la tercera fecha de la llave E de la Liga de Campeones, cuyo primer puesto pasó a ocupar de forma provisional, con dos victorias y un empate.

El español Javi Martínez, de un estético remate de tijera (61), y el polaco Robert Lewandowski (63) fueron los autores de los goles del conjunto bávaro, que el pasado sábado se reencontró con la victoria en la Bundesliga luego de tres fechas sin ganar, y que llegaba de un empate contra el Ajax en ‘Champions’.

La victoria en la capital griega fue más complicada para el Bayern de lo que puede indicar el marcador o la diferencia de presupuesto entre ambos clubes. Los alemanes fueron los dominadores del juego pero necesitaron más de una hora para abrir la lata: los goles de Javi Martínez y del ‘killer’ polaco Robert Lewandowski permitieron al gigante bávaro tomar aire en la máxima competición continental.

El Bayern parece dejar atrás un mes calamitoso con cuatro salidas seguidas sin conocer la victoria.

“Yo me he preparado durante dos o tres semanas para este partido”, había asegurado el técnico croata del Bayern Niko Kovac como muestra de la importancia del duelo ante el AEK.

El reciente triunfo ante el Wolfsburgo (3-1) en el campeonato alemán permitió un alivio en el club muniqués a nivel deportivo, pero no así a nivel institucional, ya que un día después los dos hombres fuertes del club, Karl-Heinz Rummenigge y Uli Hoeness, hicieron públicas sus diferencias en una rueda de prensa.

Los dos dirigentes coincidieron en señalar a la prensa por el trato que dispensa al Bayern, estimando la cobertura mediática que recibe el club de “irrespetuosa y repugnante”.

En todo caso, el resultado en Atenas, sin llegar bajo un juego brillante, contribuirá a calmar las aguas en el Allianz Arena.

“Fue muy difícil, el césped no estaba bien. Jugamos bien en el primer tiempo, pero en el último pase nos faltó precisión (…). Cuando Javi marcó fue un alivio. Es una victoria muy importante para nosotros”, afirmó el holandés Arjen Robben.

El conjunto de Niko Kovac lidera la llave con 7 puntos, tres más que el Ajax, que recibe al Benfica (3 puntos) este martes.

El AEK cierra la clasificación del grupo con cero puntos en su casillero.

AFP