Universidad de Panamá cuenta con la biblioteca de plantas secas más grande

Foto: referencial

Panamá cuenta con el Herbario de la Universidad de Panamá o Herbario Nacional, que en la actualidad tiene en sus archivos unas 134 mil muestras de especímenes de plantas, algas, hongos y líquenes entre otras de la flora panameña.

El Herbario tiene 49 años de estar funcionando y en septiembre del 2018 cumplirá medio siglo de recolectar en todo el territorio nacional y en otras partes del mundo todo tipo de muestras; lo que hace que el herbario tenga la colección más grande e importante del país.

Gracias a las gestiones y al interés del doctor Octavio Sousa, biólogo en la Universidad de Panamá se logra obtener las muestras que reposaban en los Estados Unidos de América aunado a los aportes económicos de la primera casa de estudios superiores con el cual se logra fundar en 1968, el Herbario de la Universidad de Panamá que es utilizada como una fuente de información y un instrumento para estudiantes, investigadores, y el público en general a nivel mundial.

La responsabilidad tan importante de dirigir el Herbario recayó en la docente Mireya Correa que fue la primera directora del Herbario el cual comenzó a organizar en la Facultad de Ciencias Natural y Exactas en la Universidad de Panamá, ese mismo año.

María Sánchez de Stapf, docente en el Departamento de Botánica y nueva directora del Herbario en la Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y Tecnología de la Universidad de Panamá, dijo que el 90 % de las plantas que se recolectan provienen de los diferentes ecosistemas del territorio nacional y algunas donaciones que son de países vecinos como Costa Rica, Colombia, y algunas de países suramericanos y otras de México.

Con respecto a la recolección de las especies, la botánica Sánchez, se asombró que en plena ciudad capital exactamente en el Parque de Santa Ana a principio del año 2018, se recolectó una especie rara que denominan (Guayaco) y la misma tiene una utilidad como planta maderable que era utilizada para construir iglesias, la misma fue introducida en 1928 a Panamá de la Islas del Caribe, y hoy día esta extinta de su lugar de origen.

La investigadora destacó que las porciones de plantas o muestras, generalmente ramas con flores o frutos, son llevadas al Herbario a la sección de secado y prensado con papel periódico o cartones, para luego ser colocados en hornos especiales entre 80° a 100° grados para su secado que dura de unos tres a cuatros días, una vez secado se pasa a la parte de montaje para ser introducido a la colección que son montadas en cartulina especial, un papel 100% hilo, cuyo tamaño estándar es el mismo utilizado en todos los herbarios del mundo.

Éstas se acompañan con una tarjeta que incluye nombre científico, características morfológicas e información de colecta, entre otros. Luego son archivados en unos gabinetes de metal o de madera, herméticos y acomodados, ya sea en orden alfabético o filogenético (de parentesco), según se determine.

Sánchez, manifestó que a pesar que existe plaza de empleo para estudiar botánica a los estudiantes no le llama mucha la atención, no quieren estudiar, por año se gradúan dos o tres y la demanda es muy grande en el país. Por lo general empresas y ONG son los que vienen en busca de estudiantes graduados en botánica.

50 años

El Herbario cumple 50 años de fundación y la misma misión del herbario que es conservar la diversidad vegetal de nuestro país nos lleva a solicitar y pedir el apoyo básicamente a las instituciones que están ligada con nuestra misión como el Ministerio de Ambiente y las ONG que trabajan con ambiente y biodiversidad, para que apoyen la labor que realiza el Herbario expresó Sánchez.

En nuestra institución a veces es muy difícil conseguir los fondos, El Herbario ha funcionado todos estos cincuentas años con donaciones, esas 134, mil muestras que tenemos la debemos conservar libres de insectos, libres de hongos y en gabinetes especiales, y para eso nosotros tenemos que tener aire acondicionados encendidos día y noche, y extractores de humedad para tener un ambiente agradable para las plantas.

En el Herbario existen plantas que tiene más de cien años de estar recolectadas, la más antigua procedente del extranjero específicamente de México es de 1888 y la más antigua colecta en tierra panameña data de 1922.

Sánchez manifestó que esperan tener un nuevo edificio, destacó que cuando el herbario inicio tenía unas 5 mil muestras en el año 1968, y el espacio se ha duplicado solamente en cincuenta años, es decir dos veces más, entonces de 5 mil a 134 mil, creciendo de unas 5 a 6 mil muestras al año, donde vamos a estar aquí a unos 10 años en espacio con este ritmo.

Por lo que requerimos un espacio nuevo y gabinetes llamados compacto que permite optimizar el espacio.

En el Herbario de la Universidad de Panamá en la actualidad laboran tres biólogos y un técnico de archivo en conjunto con la colaboración de estudiantes de botánica que son voluntarios.

La Universidad de Panamá, a través del herbario, ha publicado unas seis obras que sirven de referencias a nacionales y extranjeros sobre la flora que son: Guía de Árboles y Arbustos del Campus Dr. Octavio Méndez Pereira; Árboles y Arbustos del Parque Natural Metropolitano;

Catálogo de las Plantas Vasculares de Panamá; Plantas de uso Folclórico y Tradicional en Panamá; Guía Práctica de las Plantas Vasculares de Cerro Jefe Panamá; Un recorrido por el Sendero El Charco, y Semillas y frutos de uso Artesanal en Panamá;

Estos libros han sido producto de la investigación de los estudiantes de Botánica de la Universidad de Panamá, orientados por sus profesores.

Es importante destacar que Panamá cuenta con un total de tres herbarios incluyendo la de la Universidad de Panamá, las otras dos son: El Herbario de la Universidad Nacional Autónoma de Chiriquí y el Herbario del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.

Nota de Prensa