Francia llega a su hotel de San Petersburgo con altas medidas de seguridad

La selección francesa llegó hacia las 12h50 locales (9h50 GMT) del lunes a su lujoso hotel de San Petersburgo, con altas medidas de seguridad, en la víspera de la semifinal del Mundial que disputa el martes ante Bélgica.

Los Bleus no entraron al hotel por la puerta principal, sino por una calle trasera, con la presencia únicamente de unos pocos hinchas, entre ellos el emblemático Clément de Antibes, de 70 años y que ha estado animando a Francia en más de 250 partidos.

El lugar contaba con una gran presencia de las fuerzas de intervención rusas (las OMON, agentes antidisturbios) y militares armados.

Benjamin Pavard, joven lateral revelación de 22 años, saludó con la mano a los seguidores franceses, que estaban entonando una canción sobre él, que se ha popularizado desde su gol a Argentina (4-3) en los octavos de final.

El seleccionador Didier Deschamps y un jugador francés darán una conferencia de prensa en el estadio de San Petersburgo a las 16h45 locales (13h45 GMT) y los Bleus se entrenarán después, a las 17h30 (14h30 GMT).

AFP