Canal y GUPC en discordia por arbitrajes de 5.199 millones de dólares

Administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano. Foto: referencial

El consorcio GUPC, liderado por la empresa española Sacyr y que construyó las esclusas de la ampliación del Canal de Panamá, ha elevado a la fase de arbitraje reclamos por un total de 5.393 millones de dólares, de los cuales están pendientes los correspondientes a 5.199 millones de dólares.

Así lo informó el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, en un cuestionario respondido a Efe en atención al segundo aniversario de la entrada en operación de las nuevas esclusas.

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr e integrado además por Impregilo (Italia), Jan De Nul (Bélgica) y CUSA (Panamá), elevó a arbitraje reclamos por “Perturbaciones (Disruption) y otros” que suman “4.345 millones de dólares”.

Otro reclamo elevado a arbitraje corresponde a “Compuertas, Mano de Obra y otros por 507 millones de dólares”.

Esas cifras son cuantificaciones “estimada por la ACP en base al Statement at Completion (declaración en la finalización) del Contratista, pues el contratista no incluyo la cuantía”, indicó el administrador de la vía interoceánica, por la que pasa cerca del 6 por ciento del comercio mundial.

A esos se suma “el arbitraje por concreto, agregados, laboratorio y falla”, por 347 millones de dólares, el cual “está en proceso” y cuya “audiencia está prevista para inicios de 2019”.

Otro arbitraje por un reclamo de 194 millones de dólares por la Ataguía presentado por el consorcio fue fallado a favor de la ACP el 31 de julio de 2017, y “el GUPC debe pagar 22 millones de costos del proceso y 900.000 dólares (…) en costos de árbitros y administrativos”, indicó la Autoridad del Canal interoceánico.

El GUPC firmó en el 2009 el contrato de construcción de las nuevas esclusas por 3.118 millones de dólares, mientras que el costo total del proyecto ampliación, que comenzó en el 2007, se firmó por 5.250 millones de dólares.

Hasta junio de 2017 la ACP había pagado 373,6 millones de dólares en reclamos tanto del GUPC como de otros contratistas, de acuerdo a la información oficial.

Sobre el desempeño de las nuevas esclusas de la vía, que permiten el paso de buques con el triple de carga los que surcan el canal centenario, Quijano remarcó a Efe “que ha superado con creces las expectativas” de la Administración.

El Canal ampliado “continúa redefiniendo las rutas de comercio mundial y teniendo un impacto positivo (…) la comunidad marítima mundial ha aprovechado cada vez más los ahorros de tiempo y costos” que la vía interoceánica panameña ofrece, aseguró Quijano.

EFE