“Panamá se caracteriza por su orden tanto en ataque como en defensa”: Adolfo Machado

Foto: EFE

El defensa Adolfo Machado asume las dificultades que Panamá va a encontrar en su primer mundial y se aferra al trabajo realizado hasta ahora para plantar cara a “adversarios de primer nivel”, evitar salir goleados y lograr algún resultado positivo.

“Panamá se caracteriza por su orden tanto en ataque como en defensa, por ser un equipo compacto. No queremos salir goleados. Y si podemos sacar un empate ante una selección como la de Bélgica estaría muy bien. No renunciamos tampoco al ataque con los espacios que nos podemos encontrar”, destacó el defensa del Houston Dynamo, de la Major League Soccer de Estados Unidos.

Este jueves arranca el Mundial aunque Panamá debuta el lunes ante Bélgica. “Nosotros estamos centrados en lo que queremos, en lo nuestro. Nuestro grupo es difícil, con selecciones de enorme potencial. Pero venimos a darlo todo y a representar bien a Panamá. Sabemos de la responsabilidad que tenemos ante los cuatro millones de habitantes en Panamá”, apuntó el zaguero de 33 años.

Machado, uno de los fijos del seleccionador Hernán Bolillo Gómez, destacó que “el ánimo está al tope”. “Convivimos en familia, tenemos una alegría máxima y sabemos lo que vamos a disfrutar con toda responsabilidad y perfilando detalles para debutar en el Mundial”, indicó.

El veterano defensa panameño subrayó el respeto hacia Bélgica a la que considera una de las favoritas y contra la que se medirán el lunes. “Hemos visto vídeos de Bélgica y su potencial. Si es uno de los favoritos para ganar el Mundial, será por algo. Pero no van a tener un partido fácil ante nosotros. Para eso hemos entrenado, para no poner la cosa fácil a los rivales”.

El jugador de Panamá asume que los resultados en los encuentros de preparación antes de llegar a Rusia no fueron positivo. “Para tener opciones de progresar en la competición no debemos tener los errores que cometimos en la eliminatoria y en los amistosos. Debemos estar concentrados los noventa minutos para tener alguna posibilidad”, asumió Machado, que asumió el esfuerzo de los miles de seguidores desplazados a Rusia.

“Tenemos que agradecer a los seguidores el esfuerzo que han hecho para llegar aquí, con tantas dificultades, como por el idioma y todo que embarga esta nación. Daremos todo en la cancha por lo que están aquí y por los que están en Panamá”, concluyó.

Este mundial es notablemente especial para este jugador maduro que sobrepasa la treintena y componente de la mejor generación canalera en el fútbol. Seis años atrás, el lateral derecho del Houston Dynamo de la Liga profesional de Estados Unidos, estaba inmerso en su peor pesadilla. Dio positivo en un control de dopaje y fue suspendido durante dos años.

Fue un 25 de enero del 2012 cuando la FIFA decidió inhabilitar a Machado y a sus compañeros de equipo en el Comunicaciones de Guatemala, Fredy Thompson y Marvin Ceballos, al detectar en las pruebas la sustancia de boldenona en el control al que fueron sometidos antes de la final del torneo Apertura 2011.

La aparición de este esteroide derivado de la testosterona con efecto anabolizante, apagó el recorrido de los futbolistas, a los que se les prohibió participar en cualquier actividad deportiva. La sanción hundió a Machado, en uno de sus mejores momentos. El contraanálisis al que se sometió en Canadá no hizo más que confirmar el positivo. Emprendió una lucha por su inocencia Adolfo Machado que, finalmente, no pudo eludir el castigo de dos años. El zaguero perdió el título del Apertura del 2012 y Clausura. Fue cuando quedó estancado en mitad de un túnel. Con 27 años vio cómo las ofertas por lograr sus servicios desaparecían de la mesa. Y optó por regresar a su país, para contemplar las opciones de futuro. Fue el Saprissa de Costa Rica el que apostó por él. Y el que le incluyó en su plantilla en cuanto la sanción terminó.

EFE