Lanzan tecnología para monitorizar envíos por el mar

El proveedor de conectividad para la Internet de las cosas (IoT, sigla en inglés) Sigfox, la empresa fabricante de neumáticos Michelin y Argon Consulting han lanzado al mercado una plataforma tecnológica para monitorizar en tiempo real contenedores durante envíos marítimos intercontinentales

Esta idea está basada en la red global y tecnología de Sigfox y la empresa Michelin, que ha participado en su desarrollo durante el último año y ha sido una de las primeras compañías en utilizarla en alguno de sus flujos de transporte marítimo.

El sistema corrige los defectos en las tecnologías de monitorización ya existentes como son su elevado costo, baja autonomía de sus baterías, ausencia de patente y dificultad para transmitir señales desde el interior de contenedores, entre otras.

Sigfox , Michelin y Argon ofrecen una tecnología de bajo costo y bajo consumo energético para responder a las necesidades relacionadas con los más de 90 millones de contenedores que se envían a través del mar, 20 de los procedentes de compañías europeas.

La solución ha sido diseñada aprovechando la experiencia de Michelin en negocio marítimo, la de Argon Consulting en la cadena de suministro y la de Sigfox en ecosistemas IoT.

El sistema incluye rastreadores IoT y posibilita el acceso a una plataforma de análisis de datos, además es totalmente escalable y puede ser utilizada en un gran número de contenedores.

El envío por mar supones más de 200 interacciones entre 25 agentes diferentes como son los transportistas, los estibadores, las compañías de transporte terrestre, los destinatarios, las navieras o el personal de aduanas, por lo que es complicado llevar a cabo un control en tiempo real de los cargamentos durante los envíos, lo que también afecta a la agilidad de la cadena de suministro y la calidad del servicio ofrecido al cliente.

El vicepresidente senior de Cadena de suministro Global de Michelin, Pascal Zammit, ha destacado que “Esta solución ha sido diseñada para nuestros clientes y su cadena de suministro entrante global.

Según ha relatado Zammit “tras las primeras investigaciones, concluimos que es posible reducir hasta un 10% el inventario martítimo, aumentar un 40% el ETA (tiempo estimado de llegada de los envíos) y reducir a un cuarto las rupturas de stock causadas por fenómenos excepcionales como condiciones climatológicas adversas, gracias a la gestión en tiempo real del inventario relevante”.

Agencias