Médicos advierten a pacientes que los biopolímeros se “esconden” bajo otro nombre en estéticas

Archivo referencial

Profesionales de la salud siguen en su llamado a evitar la aplicación de inyección de biopolímeros, sustancia que promete resultados promisorios para mejorar el aspecto de una persona, pero que en corto a largo plazo provoca daños.

Luego de la controversia generada por la aplicación de inyecciones de biopolímeros en las piernas de la cantante de música típica Sandra Sandoval, cirujanos reiteran la advertencia de que en Panamá, estas sustancias podrían esconderse en estéticas bajo otro nombre, e incluso se pueden hallar peligrosas mezclas.

En ese sentido, el cirujano plástico Edgar Tovar explicó que al biopolímero se le puede llamar plasma, biogel, células expansivas, dimetil, rellenos musculares, ácido hialurónico o vitamina C, pero en realidad son biopolímeros.

El biopolímero no tiene registro para ser distribuido y aplicado de manera legal, por lo que irresponsables podrían acudir a estrategias de engaños para convencer a un paciente de que se deje aplicar tales inyecciones, reseñó Panamá América.

Por su parte el cirujano Oriel Melo ha dicho en otras ocasiones que cuando el producto es mal aplicado, “se convierte en una bomba de tiempo”.

Es por ello que Tovar resalta la importancia de que las personas interesadas en estos procedimientos consulten a profesionales idóneos.

 

Noticia al Día / Panamá América