Detectan “vacíos” en procedimientos y problemas de los jueces de paz

Archivo referencial

La organización Alianza Ciudadana Pro Justicia, señaló que han detectado diversos problemas con respecto a funcionarios de la Justicia Comunitaria de Paz.

Representantes de Alianza indicaron que tras cinco meses de su implementación, en el Primer Distrito Judicial, el nuevos sistema que busca resolver conflictos comunitarios enfrenta problemas de recursos humanos, infraestructura y vacíos en procedimiento. Incluso le asignan responsabilidades que no le competen.

Detalló por tópico la cantidad de irregularidades. En cuanto a recursos humanos, no se ha nombrado a los mediadores comunitarios que se requiere en las casas de justicia; solo han recibido capacitación básica de 60 horas y el personal de apoyo es el mismo que laboraba con los corregidores. No han recibido capacitaciones.

A esto se le suma que los jueces de paz han sido designados con el bajo salario que recibían como corregidores, lo que, a juicio de la Alianza Ciudadana Pro Justicia, no ‘guarda relación’ con sus responsabilidades. Los policías comunitarios no han sido capacitados sobre este nuevo modelo de administrar justicia, reseñó La Estrella.

En el comunicado emitido por la organización Alianza, se especifican además los problemas asociados a infraestructura: No se ha construido ninguna Casa de Justicia, por lo que los jueces de paz operan en las mismas infraestructuras de las antiguas corregidurías, con mobiliario y condiciones ‘paupérrimas’ de trabajo. Los propios jueces alegan que no cuentan con lo mínimo necesario, como papelería, computadoras, o vehículos para transportarse a las diligencias.

Además de estos problemas, se le suma que la reglamentación pendiente de la Ley 16 de 2016, que crea la Justicia Comunitaria de Paz. La reglamentación es para que los jueces de paz, los abogados y la sociedad en general dispongan de procedimientos claros y que esté en consonancia con las actuaciones de las Casas de Justicia.

También está pendiente se definan y desarrollen protocolos de atención y coordinación interinstitucional, que fijen las guías de las actuaciones de los jueces de paz y que permitan una aplicación unificada de los procesos en las Casas de Justicia.

Es urgente, señala el comunicado, que se definan directrices y políticas por parte de la Comisión Interinstitucional de Alto Nivel, que pongan pautas para evitar la disparidad en la aplicación del procedimiento.

Noticia al Día / La Estrella