Trucos para calmar los cólicos del bebé

Trucos para calmar los cólicos del bebé. Foto: referencial.

Los cólicos del bebé constituyen un conjunto de síntomas que se presentan en las primeras semanas de vida, hasta los 3 o 4 meses. Se caracterizan por períodos largos de llanto inconsolable, irritabilidad y nerviosismo, sin causa aparente.

Su prevalencia es muy variable, aunque oscila entre un 8% y un 40% de los menores de tres meses. Lo bueno es que existen métodos que pueden ayudar a reducir su incidencia en los pequeños.

Entre los principales síntomas de los cólicos del bebé se destacan llanto intenso y repentino, que el pequeño lleve sus piernas al abdomen, cierre los puños, se ruborice, su abdomen se ponga rígido y tenso.

Mantené la calma: en lugar de angustiarte, es preferible que guardes la calma para transmitirle al bebé serenidad y que este se relaje con tus palabras y actitud. Respirá profundo y tené en mente que los cólicos del bebé son una alteración benigna que desaparecerá en los próximos meses, en cuanto su organismo haya madurado.

Calmar al bebé: algunos bebés son sensibles a la música y al movimiento. Podés cantarle alguna canción de cuna o bien reproducir música relajante, mientras lo paseás con movimientos rítmicos.

Vigilá la técnica para amamantar: si el bebé no succiona de manera adecuada, tragará aire, y como resultado de ello, tendrá cólicos. Es importante asegurarse de introducir todo el pezón en la boca del pequeño. Además, se recomienda que el bebé descanse por breves lapsos de tiempo mientras come.

Posturas anticólicos: acomodar la cabeza del bebé sobre tu hombro, en postura erecta, le permitirá alinearse para estimular la expulsión de gas. También, puedes acomodarlo sobre tus piernas, boca abajo, y darle unas suaves palmadas en su espalda.

Un suave masaje: los relajan y los ayudan a disminuir la frecuencia de los cólicos, además de que favorecen la movilidad intestinal. Por otra parte, no se recomiendan los masajes durante el llanto sino en otros momentos, tales como la hora de cambiar el pañal o durante el baño.

Juego de flexiones con sus piernas: estando boca arriba, llevá suavemente sus piernas al abdomen y estiralas durante 4 series de 15 flexiones. Después, realiza este mismo ejercicio con cada pierna por 4 series de 15 flexiones cada una.

Manzanilla: cuenta con propiedades antiespasmódicas, digestivas, antiinflamatorias y sedantes, por lo que es una fórmula muy eficaz para tratar los cólicos del bebé.

Agencias