Los 3 dispositivos de neuromodulación aprobados por la FDA

Imagen referencial.

La neuromodulación no invasiva para tratar la migraña ya es una realidad. Los dispositivos más conocidos destacan por poder ser usados en el hogar, requerir prescripción médica y tener un precio elevado.

Todo parecería muy futurista si no fuese tan real como su precio: un dispositivo con un tamaño semejante al de un móvil, que te lo acercas a un lado del cuello cuando tienes una crisis de migraña, recibes tu descarga eléctrica (leve, que no cunda el pánico) y ¡adiós dolor!

Pero calma, que no en todos funciona, necesita de prescripción médica como cualquier otro fármaco, su precio es prohibitivo para muchos bolsillos y tampoco es el único de su tipo.

Ya son tres son dispositivos de neuromodulación no invasivos aprobados por la FDA para el tratamiento de la migraña, según recogió recientemente la revista Neurology Today, la fuente oficial de noticias de la Academia Americana de Neurología.

Al menos dos de ellos ya están siendo comercializados en Europa y según los profesionales citados por Neurology Today, es una alternativa a considerar en pacientes que por determinadas razones no pueden tomar los fármacos que hay en la actualidad aprobados para esta enfermedad.

¿QUÉ ES UN DISPOSITIVO NO INVASIVO DE NEUROMODULACIÓN EXTERNA?
A MUY grandes rasgos diríamos es una tecnología que permite modular la actividad cerebral desde el exterior, sin tener que acceder físicamente al cerebro.

Generalmente esto se logra administrando corriente eléctrica o energía electromagnética que modula la actividad eléctrica de las neuronas.

Los procedimientos son indoloros y hasta el momento tienen un perfil de seguridad aceptable, según lo observado con la aplicación de esta tecnología en otras enfermedades como la depresión, donde tiene más amplio recorrido.

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TIENEN EN COMÚN ESTOS DISPOSITIVOS?
Destacan tres:

Necesitan de prescripción médica, igual que cualquier fármaco.
No se sabe exactamente cuál es su mecanismo de acción.
Están diseñados para autoadministrarse la estimulación en el hogar.

LOS TRES DISPOSITIVOS DE NEUROMODULACIÓN PARA TRATAR LA MIGRAÑA APROBADOS POR LA FDA
CEFALY, DE CEFALY TECHNOLOGY

Consiste en un pequeño dispositivo en forma de triángulo que se une a una cinta adhesiva que tiene un electrodo. Se coloca en el centro de la frente y la corriente eléctrica que emite se dirige a estimular el nervio trigémino.

Si el objetivo es tratar una crisis aguda de migraña, la sesión tiene una duración de 60 minutos (una sola vez al día), si el objetivo es preventivo, la sesión diaria tiene una duración de 20 minutos.

Citado por Neurology Today, Mark W. Green, profesor de neurología en la Escuela Icahn de Medicina de Mount Sinai cuenta que:

“(…) Alrededor de la mitad de mis pacientes que usan el dispositivo Cefaly sienten que ayuda a prevenir las migrañas y mejora su sueño, pero de nuevo, a la mitad de ellos no les gusta el dispositiv”.

El precio de Cefaly es de 295 euros, según puede verse en la página en español de la compañía.

Aunque se considera el más barato de los dispositivos de neuromodulación para la migraña, hay que tener en cuenta que la cinta adhesiva con los electrodos solo puede ser reutilizada por un número limitado de veces. El precio para 3 cintas es de 19 euros.

Si Cefaly se coloca en la frente, el mini estimulador magnético transcraneal de la compañía eNeura Therapeutics se pone en la zona contraria, en la región occipital, en la parte posterior de la cabeza.

Más grande que Cefaly, su ventaja reside en que la estimulación se aplica en cuestión de pocos minutos, solo con apretar un botón el dispositivo emite un único pulso de energía magnética.

El número de pulsos a aplicar dependerá de si se quiere prevenir la migraña o tratar una crisis aguda.

Según información brindada por Neurology Today está disponible solo para alquiler, costando, si se paga anualmente, aproximadamente 175 dólares al mes (alrededor de 143 euros). Actualmente aún no se comercializa en Europa.

Los resultados de una investigación reciente publicados en la revista Cephalalgia apuntan a que llegó a reducir hasta 2,75 días el número de migrañas mensuales en más de 200 pacientes que de media tenían, al inicio de la investigación, 9 días con migraña.

El estudio, no obstante, ha sido criticado por su metodología poco rigurosa.

Del tamaño aproximado de un móvil, GammaCore es un estimulador no invasivo del nervio vago (nVNS). Se coloca en el cuello, aunque antes hay que ponerle un gel que ayuda a la conducción de la señal eléctrica.

Cada estimulación dura aproximadamente dos minutos y se aplica a cada lado del cuello, si no produce el alivio deseado, se puede repetir la estimulación después de 20 minutos.

La FDA solo lo ha aprobado para el tratamiento agudo de la migraña. Se comercializa en varios países europeos, entre ellos España.

Es uno de los dispositivos más costosos, ya que debe cambiarse cada mes por uno nuevo y en el mercado estadounidense (no hemos podido localizar datos sobre el precio en el mercado europeo) cuesta 598 dólares al mes (alrededor de 487 euros), aunque la compañía hace un descuento de 100 dólares con cada compra.

GammaCore es, además, el que cuenta con mejor apoyo a nivel investigativo, según comenta Noah Rosen, profesor adjunto de neurología en el Colegio de Medicina Albert Einstein:

“Los pacientes quieren tener alternativas, y aunque ninguno de ellos es una cura, amplían el arsenal y ofrecen opciones para un mejor control de las migrañas. El nVNS tiene los mejores datos y eso es suficiente para mí para comenzar a probarlo”.

Que se amplíen las opciones de tratamiento es una buena noticia, pero después de leer algo de información sobre estos dispositivos queda flotando una duda, ¿los beneficios están a la par de su precio? Ahí lo dejo.

Agencias