Lanier: “Facebook y Google son peligrosos imperios de la modificación de conductas”

Foto: El País.

Jaron Lanier, uno de los padres de la realidad virtual dijo que permitir que compañías con Facebook y Google vivieran de la publicidad fue un error inocente que ahora ha traído consecuencias trágicas.

Las charlas TED tienen una mala fama debido a ciertos oradores que se inclinan más por la autoayuda y los mensajes confusos que por la voz de la experiencia, pero de vez en cuando merecen la pena por figuras como Jaron Lanier, que ha intervenido en unas conferencias celebradas en Vancouver, Canadá.

Lanier no es tan conocido como otras figuras del mundo de la tecnología, pero es considerado por muchos expertos como uno de los padres de la realidad virtual gracias a sus textos e ideas a finales de los años 80. También es música y artista visual y, por lo general, su opinión suele calar hondo en Silicon Valley.

Así, en su última intervención pública hasta el momento, su escepticismo en lo relacionado con las redes sociales convirtió una conferencia sobre la situación de Internet en la actualidad en un interesante alegato contra la gratuidad de Facebook o Google. Según dijo, a finales de los 90 y en los años 2000 se cometió un error fundamental a la hora de plantear la monetización de los negocios online. “La temprana cultura digital tenía cierto aire misión socialista”, comentaba a la hora de hablar de las primeras webs, foros y empresas que funcionaban online. Este sentimiento seguiría vivo en cierto modo en Silicon Valley, pues se intenta hacer que cualquier servicio online tenga una vertiente gratuita. Y continúa:

“¿Pero cómo celebras el emprendimiento cuando todo es gratis? La solución son los anuncios. […] Servicios como Google y Facebook eran gratis por los anuncios. Al principio, era algo bonito. Pero entonces los consumidores y otras entidades que usan este sistema se volvieron más inteligentes y experimentados. Los anuncios se convirtieron en modificación de conductas”.

Lanier asegura que el actual funcionamiento de estas grandes empresas se basa en impulsos negativo y que no habría que llamar a sus servicios ‘redes sociales’ sino “imperios de la modificación de conductas”. Y según el visionario, la única solución es dar marcha atrás y rehacer esa primera idea de que en Iternet todo es gratis y que el camino a seguir es el de las suscripciones o los micropagos. Algo así como ya hacen Netflix, Spotify o Amazon con sus servicios de televisión o música.

Según Lanier, un comportamiento similar en otros campos ayudaría a generar un revivir de Internet del mismo modo que estas empresas han hecho que la producción de series haya mejorado.No todo fueron malas palabras para Google o Facebook, sin embargo.

En la conferencia, había un gran número de figuras de Silicon Valley que aplaudieron las ideas de Lanier al acabar y tras apreciar el gesto, se refirió a ellos como “víctimas” de esta situación, como “el resto de nosotros”.

El País