Estudian caso de dos mujeres que perdieron el pelo por comer calabazas en Francia

Curiosamente dos mujeres por separado comieron sopa y guarnición amargas a base de calabaza, pero ello les provocó dolor abdominal, náuseas, diarrea y pérdida de cabello, así como de vello corporal.

El hecho ha sido objeto de un estudio científico publicado a finales de marzo en la revista especializada.

El estudio publicado en la revista especializada JAMA Dermatology informó que las dos mujeres francesas sufrieron el mismo problema en casos separados.

Philippe Assoloy, dermatólogo y autor de la investigación, explicó que se trata de intoxicación por la ingestión de cucurbitáceas, familia de las calabazas.

Tras unas semanas, las mujeres evidenciaron pérdida de cabello y vello corporal. Meses después, le volvió a crecer a ambas algo de pelo, pero aquel que no se había caído mostró signos de rotura y debilidad.

Entre 2012 y 2016 Francia registró 353 casos de envenenamiento de verduras y más del 50% tuvieron relación con las calabazas.

Agencias