ANÓTALO, 5:48 de la mañana: científicamente la mejor hora para tener sexo

Así como leíste, según investigaciones científicas de la Asociación Médica Británica, el momento ideal para tener relaciones sexuales es en la madrugada, 5:48 de la mañana, para ser más específicos.

¿Sabías que los hombres y las mujeres no coinciden en el apetito sexual? Las mujeres suelen llegar a su nivel máximo de testosterona en la noche, mientras que los hombres les pasa en las mañanas; razón por la cual suelen tener erecciones mañaneras.

En los hombres los niveles de testosterona, la hormona de la pasión, alcanzan su máximo pico entre las siete y las nueve de la mañana. En este lapso aumenta entre 25 y 50 por ciento frente a los niveles de otros momentos del día. Esto se debe a que la glándula pituitaria, que controla la producción de las hormonas sexuales, se apaga de noche pero vuelve a entrar en funcionamiento en la madrugada, al parecer con todo vigor.

Mientras tanto, las mujeres presentan a esa misma hora su menor nivel hormonal. “Ambos sexos producen testosterona aunque las mujeres en menor cantidad, pero lo paradójico es que están en niveles altos en momentos opuestos del día”. En efecto, a las nueve de la noche, cuando ellas empiezan a sentirse atractivas el deseo de ellos está por el piso. Aseguró la ginecóloga Gabrielle Downey de Birmingham, Inglaterra.

Entonces, ¿qué hacer ante este triste pero real hecho de la naturaleza? Según investigaciones, la solución es tomar la madrugada como escenario para satisfacer ambas partes, una hora en la que las actividades del día no suelen tener relevancia y coincide con el apetito sexual de la pareja.

Esta falta de sincronización demuestra que ambos sexos deben lograr este tipo de encuentros con técnicas de seducción. Los hombres deben hacer un esfuerzo activo para interesarlas en la mañana y lo mismo deben hacer ellas en las noches.

“La mayoría tiende a pensar que los hombres siempre están dispuestos pero a veces no”, asegura. Y en este punto la comunicación es clave. “Hay que saber decir no sin que se vea como un rechazo”, agregó Downey.

Aunque establecer horarios quita la espontaneidad, según el psicólogo Camilo Mendoza, a veces es necesario por las actividades de cada uno. En ese sentido, señala el experto, “si hay pasión la gente encontrará el momento, ya sea al mediodía, en la noche o temprano en la mañana”.

Noticia al Día