El PSG drena su fracaso en Champions con goleada 5-0 al Metz

No reemplazará a la Liga de Campeones, pero evitará nuevas críticas: El París Sint-Germain (PSG), líder de la Ligue 1, goleó 5-0 en el Parque de los Príncipes al colista Metz cinco días después de despedirse de Europa en octavos de Champions con una derrota 2-1 ante el Real Madrid.

Kylian Mbappé no celebró su gol, el cuarto de los locales (45’+1), en clara referencia a que tenía que haber sido el miércoles cuando llegara su tanto.

Los otros goles los lograron el belga Thomas Meunier (5′), el centrocampista de 20 años Cristopher Nkunku, que hizo un doblete (20′ y 28′), y el capitán, el brasileño Thiago Silva (82′).

Con Neymar en Brasil recuperándose de su tobillo derecho, el uruguayo Edinson Cavani, la otra gran referencia ofensiva del equipo, siguió el partido desde la tribuna debido a que estaba sancionado.

Sin varios de los titulares habituales, el PSG se encontró con una tarde ideal ante el colista para intentar recomponerse tras el naufragio europeo.

Con 14 puntos de ventaja sobre el Mónaco (2º), que el viernes venció 3-1 al Estrasburgo (15º), tiene la Ligue 1 en el bolsillo.

Su objetivo será finalizar el curso con un triplete, ya que además aspira a conquistar la Copa de la Liga -juega la final ante el Mónaco el 31 de marzo- y la Copa -disputa la semifinal ante el Caen el 18 de abril-.

Nkunku, héroe del día

El PSG pasó de jugar con el vigente doble campeón de Europa, el Real Madrid, a hacerlo con el colista de la Ligue 1, el Metz.

El regreso al Parque de los Príncipes supuso un descenso a la realidad cotidiana del gigante francés: Imparable en su país e incapaz de hacer frente a las potencias continentales. Este sábado sumó su victoria 15 en los últimos 15 encuentros del campeonato.

Lejos del ambiente de la noche europea, marcada negativamente por las múltiples bengalas que encendieron los ultras, los hinchas no mostraron su enfado o frustración con el entrenador o los jugadores, que al final del partido se acercaron a la grada para agradecerles el apoyo.

El nombre del día fue Nkunku, una promesa formada en las categorías inferiores del PSG. Al comienzo estuvo impreciso pero luego selló un doblete, primero con un disparo con la izquierda y luego con un tiro cruzado con la derecha, en sus dos primeras ocasiones. Incluso pudo irse con un triplete, pero su tanto de cabeza fue anulado por fuera de juego (44).

El centrocampista italiano Marco Verratti, expulsado ante el conjunto blanco, completó un gran partido y dio el pase decisivo a Nkunku en su segundo gol y asistió en su tanto a Mbappé, impreciso el resto de la tarde.

Thiago Silva, con un espectacular salto y remate de cabeza, completó la goleada del PSG.

AFP