Android P de Google se enfoca en las notificaciones

Imagen referencial.

Google está alistando su sistema operativo móvil Android para algo que Apple hizo popular con su iPhone X – la lengüeta o notch. Eso se refiere al pequeño corte en la parte superior de las pantallas de los teléfonos que sirven para ocultar algunos componentes pero que tapan parte del contenido desplegado.

Este miércoles, la gigante de búsquedas anunció Android P, la siguiente generación de su sistema operativo móvil. Uno de los mayores cambios está en que el software está consciente y se adapta a esos cortes de pantalla. ¿Por qué? Porque se espera que varios teléfonos Android, como el Zenfone 5 de Asus, lleguen al mercado con la lengüeta. Se espera, según rumores, que tanto Huawei como LG lancen teléfonos con ese corte en la pantalla.

Android es el sistema operativo móvil más importante del mundo – se encuentra en 85 por ciento de los celulares en el planeta, según la firma de investigación de mercado IDC. Así que el enfoque de Google en las lengüetas indica que habrá un cambio importante en el diseño de hardware en el futuro cercano.

Por ahora, Android P está en desarrollo. Actualmente sólo hay una versión previa que está destinada a darle un vistazo a los desarrolladores de software antes de que Google la lance al mercado.

Aún no se sabe a qué corresponde la letra P. Google típicamente nombra sus versiones de Android alfabéticamente en inglés con algo relacionado a un dulce o un postre. Por ejemplo, la versión actual de Android se llama Oreo, como la galleta. La anterior se llamó Nougat, y antes de eso vino Marshmallow. ¿Qué sigue? Podía ser algo como pie (pastel).

A pesar de integrarlo en el software, no todas las fabricantes están lanzando teléfonos con lengüeta. Samsung, la mayor fabricante de teléfonos Android en el mundo, optó por evitarla en sus nuevos teléfonos. El Galaxy 8 del año pasado llegó al mercado varios meses antes del iPhone X con una pantalla que llegaba hasta los bordes del celular. Y el Galaxy S9, presentado este año, es igual. “Como siempre, no hay notch”, dijo Justin Denison, vicepresidente principal de estrategia de producto y marketing de Samsung Electronics America durante la presentación del Galaxy S9 en Barcelona a fines de febrero.

Aparte de optimizar las lengüetas, estas son otras novedades que trae Android P:

Las notificaciones obtienen una actualización. Ahora podrás ver imágenes en las notificacciones, algo que te puede ayudar a ver más rápidamente con quién estás hablando por chat. También tendrás la opción de Smart Replies, las respuestas a mensaje de texto potenciadas por la inteligencia artificial de Google que ya están disponibles en Gmail y por el app Allo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Android P funcionará en teléfonos que copien el ‘notch’ del iPhone X: reporte
Con sorpresas y trivias, Google anuncia las fechas para I/O 2018
Android P también permite el mapeo en interiores, como cuando estás en un aeropuerto o en un centro de conferencias. Esta función puede tener un impacto potencial en los comerciantes y tiendas que quieren guiarte a un producto específico en el negocio.

El software también se enfoca en mejorar la duración de la batería y hacer que los teléfonos sean más seguros. Ahora Android va a restringir el acceso al micrófono de tu teléfono y cámara mientras los apps se están ejecutando en el fondo; esto ayudaría a mantener a raya a los hackers. Android P también facilitaría que los gestores de contraseñas de empresas externas autocompleten los campos de nombre de usuario y contraseñas. Esto es importante en vista de la creciente cantidad de usuarios que están acudiendo a servicios como LastPass, 1Password y BitWarden para ayudarnos a poner un poco de orden en el caos que son las contraseñas.

Pero mientras que Google está presentando todas estas funciones nuevas, también se está enfrentando a un gran desafío: asegurarse de que la gente use estas funciones. Y esto se debe a que Android tiene varios socios de hardware y operadoras que gustan de añadir sus propios toques al software. Por lo que hacer que todos se actualicen a la nueva versión del sistema operativo es un dolor de cabeza constante para Google. Es un problema que la industria denomina como fragmentación.

De acuerdo con cifras recabadas hasta el mes pasado, sólo 1.1 por ciento de usuarios de Android tienen la versión más reciente, Oreo. La mayoría de ellos, más del 81 por ciento, tienen versiones previas: Nougat, Marshmallow y Lollipop.

La versión más antigua de las disponibles, Lollipop, fue lanzada en 2014. En contraste, el 65 por ciento de los usuarios de Apple tienen iOS 11, la versión más reciente de su software para iPhone y iPad.

Esta versión de Android está dirigida específicamente para los desarrolladores de software, pero la empresa entrará en más detalles de estas funciones durante su conferencia para desarrolladores Google I/O en mayo.

Agencias