Remedios para curar el resfriado sin tomar medicación

Remedios para curar el resfriado sin tomar medicación.

Ya estamos a mediados de febrero y, a menos que tengas un sistema inmunitario como el de un superhéroe, probablemente ya hayas tenido que lidiar alguna batalla contra algún resfriado este año.

Los brotes de la gripe y el constipado común se han estado extendiendo desde que comenzó 2018 y, a medida que las temperaturas continúan cayendo, es poco probable que la enfermedad vaya a parar pronto. A estas alturas seguramente ya conoces todos los síntomas: nariz taponada o con secreción nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, tos, estornudos, fiebre alta, dolor muscular, pérdida del gusto y del olfato.

Estarás de acuerdo que todos son un asco; pero afortunadamente, un resfriado es relativamente fácil de superar y muchos tratamientos ni siquiera requieren que salgas de casa o que tomes medicamentos. El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido recomienda que descanses y duermas suficiente, que no cojas frío y que te mantengas hidratado. Además, recomienda que tomes suplementos de vitamina C, comas ajo o tomes zinc para que te recuperes rápidamente. Si esos métodos ayudan a restaurar tu sistema inmune y evitan la propagación de la infección. Sin embargo, si no funcionan, aquí te proponemos algunas soluciones adicionales:

Sopa de pollo
Este preparado dificulta el movimiento de unas células del sistema inmune llamadas neutrófilos, que acuden a los lugares infectados y liberan enzimas que no solo destruyen virus y bacterias, sino que también fomentan la liberación de mucosidades y atacan a células del propio organismo, provocando la inflamación de los tejidos. Así lo asegura un estudio realizado por los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Nebraska. Además, otra investigación realizada en Japón ha descubierto que ayuda a reducir la presión arterial.

Según una investigación publicada en la revista ‘Chest’, el caldo de pollo tiene efectos antiinflamatorios que pueden aliviar los síntomas de las infecciones de las vías respiratorias superiores. Los ingredientes que debes utilizar para su preparación son cebollas, patatas, zanahorias, nabos, perejil, sal, pimienta y, por supuesto, pollo.

Miel
Es conocida por sus propiedades antimicrobianas. Un estudio publicado en la revista ‘Anesthesiology and Pain Medicine’ descubrió que la miel Manuka (originaria de Nueva Zelanda) es efectiva para reducir la rapidez con la que se reproduce el virus de la gripe.

Si todo el mundo tomara alimentos ricos en esta vitamina, se podría reducir el número de personas infectadas con la gripe o resfriados al menos un 5%

Es especialmente buena para la tos seca. Agita una cucharadita en tu té o disfruta de ella untada en una rebanada de pan de trigo. Si puedes, se recomienda que sea orgánica, y hay que tener en cuenta que no es aconsejable para niños menores de dos años. También puedes mezclarla con limón, y hacer gárgaras: humedecerán y suavizarán la garganta. Lo que no es adecuado es tomar leche con miel, otro remedio popular muy extendido, ya que los lácteos contribuyen al aumento de mucosidad.

Jengibre
El jengibre, aunque no se usa demasiado en España, es quizás el mayor aliado contra el frío. Tiene propiedades antiinflamatorias y expectorantes, por lo que es recomendable su consumo frente a cualquier tipo de afección respiratoria, ya sea catarro, gripe o una simple inflamación de la garganta.

El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido recomienda que descanses y duermas suficiente, que no cojas frío y que te mantengas hidratado

Además, ayuda a sudar. Pon una cucharada en una taza de agua caliente para preparar un té. También puedes utilizarlo rallado en tus ensaladas o sopas o añadir un poco en tus zumos. “Puede ser útil para aliviar los gases y la indigestión en general”, explica Stephen Hanuer, profesor de gastroenterología de la Facultad de medicina Feinberg de la Universidad Northwestern a ‘Prevention’.

Cuida tu alimentación
Es muy importante cuidar la dieta para reforzar el sistema inmunológico. Se afirma que el consumo de alimentos con vitamina D al menos una vez a la semana reduce drásticamente el riesgo en algunas personas que enferman con infecciones respiratorias hasta en un 50%. Un estudio, dirigido por científicos británicos de la Universidad Queen Mary de Londres, sugiere que si todo el mundo tomara alimentos ricos en esta vitamina, se podría reducir el número de personas infectadas con la gripe o resfriados al menos un 5%.

Muchos expertos en nutrición aconsejan comer pescado, granadas, cítricos, kiwi, huevos, frutos secos, verduras, legumbres, ajo, ostras, yogur, manzanilla, frutas del bosque, picante y especias.

El Confidencial

Recuerda compartir en >><Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page