Partido opositor no tendrá candidato en Venezuela

Foto: Agencias.

El partido Primero Justicia, la mayor organización opositora del país, quedó el viernes sin opciones para poder postular algún candidato para las elecciones presidenciales de este año, luego que las autoridades electorales le impidieran ir al proceso para completar las firmas que requería para validar su organización política.

Primero Justicia anunció que el Consejo Nacional Electoral (CNE) –que controla el oficialismo– decidió “eliminar la posibilidad de reparos de nuestra organización política”, proceso que debía realizar entre el sábado y el domingo para completar las firmas equivalentes al 0,5% del registro electoral que exigen las leyes a los partidos para validarse.

La organización opositora inició el pasado fin de semana el proceso de recolección de firmas de sus militantes y simpatizantes, pero no logró alcanzar el porcentaje de 0,5% del registro electoral en algunos estados, según indicaron sus dirigentes. De acuerdo al reglamento previsto inicialmente por el CNE las organizaciones políticas tenían la opción de ir al proceso de reparo este fin de semana para alcanzar el porcentaje de firmas requerido.

“Esta decisión del CNE ilegal, inconstitucional y que atenta contra la democracia coloca nuevamente a la dictadura de Nicolás Maduro ante el mundo como un régimen opresor y que persigue a la disidencia política”, dijo Primero Justicia en un mensaje que difundió en su cuenta de Twitter.

Uno de los cinco directores del CNE, Luis Emilio Rondón, condenó la decisión contra Primero Justicia y señaló al Poder Electoral de incumplir el cronograma ya aprobado y publicado del proceso de renovación de partidos.

Primero Justicia, Acción Democrática y Voluntad Popular, los tres mayores partidos opositores del país, fueron obligados el año pasado por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente a ir a un proceso de renovación de sus organizaciones por negarse a participar en las elecciones de alcaldes de diciembre.

Acción Democrática logró el pasado fin de semana recolectar las firmas requeridas para validar su organización. Voluntad Popular se negó a participar en el proceso de renovación alegando que la decisión de la Constituyente era ilegal, situación que llevó al CNE a declarar que la organización opositora no podía postular candidatos para los comicios presidenciales previstos para antes de mayo.

En las pasadas elecciones presidenciales del 2012 y 2013 el candidato de Primero Justicia, el exgobernador Henrique Capriles, fue quien se enfrentó, en nombre de la coalición opositora, al fallecido presidente Hugo Chávez y el mandatario Nicolás Maduro y resultó derrotado en ambas consultas.

Horas antes, el grito de “¡Este congreso ya decidió, Nicolás Maduro por aclamación!”, decenas de integrantes del partido oficialista venezolano celebraron el viernes la proclamación del mandatario como candidato para representarlos en los comicios presidenciales previstos para antes de mayo.

El anuncio de los comicios ha desatado cuestionamientos en el país y en la comunidad internacional.

Durante una concentración en un teatro capitalino, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, formalizó la proclamación por unanimidad de Maduro, de 55 años, como el candidato de la organización oficialista para optar a la reelección para un período de seis años más.

Cabello llamó a los militantes oficialistas a la unidad para darle a los sectores disidentes y los partidos opositores la “pela más grande” en los comicios presidenciales que aún no tienen fecha definitiva.

“Aquí puede haber una rebelión popular que haga total y absolutamente irreversible esta revolución”, advirtió Cabello, quien fue nombrado el viernes por Maduro como responsable del “plan popular de defensa antigolpista, antiterrorista”.

Tras su proclamación, Maduro afirmó que su plan de gobierno de los próximos años se centrará en lograr “soluciones económicas” y un nuevo modelo no basado en la riqueza petrolera. La popularidad del mandatario, que ronda 20%, se ha visto golpeada por la compleja crisis económica que enfrenta el país.

El gobernante aprovechó para anunciar que a partir de la próxima semana se iniciará el depósito de los cuatro bonos especiales, que aprobó enero, para unas 150.000 embarazadas, personas discapacitadas, familias en condición de pobreza y por el Carnaval.

Analistas y opositores han cuestionado el anuncio del Maduro alegando que solo busca ganar votos y que no resuelve la grave situación económica que enfrenta la población por la desbordada inflación que cerró el año pasado en 2.616%, según congresistas opositores, y que según el Fondo Monetario Internacional podría llegar a 13.000% en 2018.

Mientras el oficialismo avanza en la carrera para las elecciones presidenciales, la oposición, agobiada por divisiones internas, no ha logrado definir cómo elegirá a su candidato unitario.

Algunas figuras opositoras como el exgobernador del estado central de Lara, Henri Falcón, y del expresidente de la Asamblea Nacional, diputado Henry Ramos Allup, ha asomado sus candidaturas, pero aún no hay nada definido.

La coalición opositora aún no ha decidido si participará en las elecciones presidenciales. La decisión final al respecto está sujeta al proceso de negociaciones entre el gobierno y la oposición que se retomará el lunes en la capital de República Dominicana.

El asesor del equipo negociador opositor, Jorge Roig, adelantó el jueves que dos de los puntos que han complicado los diálogos son la definición de las garantías electorales y la postergación de las elecciones presidenciales que pide la alianza opositora. Roig dijo que el gobierno quiere que los comicios presidenciales sean el 8 de abril.

AP

Recuerda compartir en >><Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page