Fuertes vientos empujan a barco con bandera panameña, accidentado en China, hacia la ZEE japonesa

El buque iraní Sanchi, registrado en Panamá, colisionó con un carguero de Hong Kong el 6 de enero. Foto: AFP

El barco iraní en llamas accidentado en el Mar de China Oriental a principios de mes ha llegado a aguas de la zona económica exclusiva (ZEE) empujado por los fuertes vientos, informó la Guardia Costera de Japón.

El navío accidentado llegó a la ZEE japonesa el miércoles y un día después se encontraba a unos 300 kilómetros al noroeste de las islas Amami (sudoeste del archipiélago), detallaron los guardacostas nipones en una rueda de prensa recogida hoy por el diario Sankei.

La Guardia Costera japonesa ha desplegado una patrullera y un avión para vigilar la situación y posibles vertidos de petróleo, y permanece en contacto con las autoridades chinas.

El buque iraní Sanchi, registrado en Panamá, colisionó con un carguero de Hong Kong el 6 de enero a 160 millas (295 kilómetros) al este del estuario del río Yangtsé, enmarcado por la ciudad china de Shanghái y las provincias de Jiangsu (al sur) y Zhejiang (al norte).

El petrolero transportaba 136.000 toneladas de crudo condensado formado por una mezcla de hidrocarburos recuperados durante el procesamiento del gas natural.

Las autoridades chinas, que se encuentran realizando las labores de extinción del incendio que aqueja al navío y la búsqueda de 31 desaparecidos, mantienen el riesgo de que el barco explote o se hunda en cualquier momento, una situación que podría desencadenar una tragedia medioambiental.

EFE