El istmo no dejará de liderar el crecimiento regional en el 2018

Los expertos prevén que la inflación del istmo cierre este año entre un 0,5 % a 0,7 %

El istmo, pese a la desaceleración interna, encabezará en 2018 el crecimiento económico en una América Latina que muestra signos de recuperación, coincidieron expertos economistas, empresarios y organismos internacionales. “Envidiable”, es la palabra que resume el bienestar que muestra la economía panameña, que cerrará 2017 con una expansión del 5,2 % o más, una inflación por debajo del 1 % y un ligero aumento del desempleo, del 4,6 al 5 %.

Para 2018 se apunta más alto, por ejemplo el presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE), Héctor Cotes, experto financiero, proyectó que será “5 puntos por encima del resto de la región”, que se prevé se expandirá el 2,2 %, luego que 2017 lo cierre en 1,2 %, según los organismos económicos internacionales. No obstante, al ser el próximo un “año electoral”, el “ruido” lo puede incorporar el esperado aumento del salario mínimo, que por falta de acuerdos entre empresarios y sindicatos, quedó bajo la responsabilidad del Ejecutivo, como lo establece la Constitución, y debe anunciarlo como máximo el 31 de diciembre próximo para entrar en vigor al día siguiente.

Los gremios empresariales advirtieron que un aumento “populista” afectaría a la larga el poder adquisitivo de los trabajadores y provocaría despidos y cierre de empresas, mientras que los sindicatos mantienen silencio. El gerente de desarrollo de negocios de la trasnacional estadounidense Manpower, Ariel Ayala, que ya anticipó una menor oferta de contrataciones para el primer trimestre de 2018, sostuvo recientemente que el crecimiento de Panamá está fundamentado en su sector externo de servicios, que no es creador masivo de trabajo.

Argumentó que, por su conectividad, la reactivación en otros países del continente le beneficia en cuanto al desempeño de su economía, a lo que se suma que la Inversión Extranjera Directa (IED), por más de 5.000 millones de dólares en 2016, se mantiene. La última noticia favorable fue el espectacular aumento, de más del 60 % respecto a 2016, de los aportes anuales del Canal de Panamá al Estado, por 1.650 millones de dólares. El administrador de la ruta, Jorge Quijano, destacó el pago de este año comparándolo con los 1.878 millones recibidos por Panamá en los 85 años de administración estadounidense de la vía acuática (1914-1999).

Las últimas proyecciones que diera a conocer la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ponen a Panamá con un crecimiento económico de 5,5 % el próximo año, muy por encima de países como República Dominicana (5,1 %) y Nicaragua (5,0 %). La Cepal proyectó además que Panamá cierre este 2017 con una expansión de 5,3 %, un poco menor a lo que se tenía proyectado el trimestre anterior que era de un 5,4 % y un punto porcentual por debajo de lo que habían previsto los economistas nacionales. No obstante, las estimaciones de este organismo corren muy paralelas con las que han dado a conocer otras instituciones que revelan que la economía panameña no solo estará por arriba del 5 % al cierre de este año 2017, sino durante 2018.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) de Panamá, hasta el trimestre pasado, estimaba que el producto interno bruto (PIB) del país crecería un 5,5 % este 2017 y un 5,6 % para 2018. Asimismo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó en sus últimos reportes que el PIB panameño cerraría 5,3 % en 2017 y hasta un 5,6 % para 2018. En tanto, que el Banco Mundial apuntó un incremento de 5,4 % tanto para 2017 como para 2018.

Para el economista Adolfo Quintero esta situación favorable de la economía panameña obedece a actividades vinculadas como los almacenajes, la comunicación y el tránsito por el canal. Adicional a eso, Quintero resaltó el hecho de que Panamá se ha convertido en el “Hub de las Américas” del tránsito aéreo de pasajeros, los cuales convergen en el Aeropuerto Internacional de Tocumen.

El positivo panorama para Panamá también incluye el grado de inversión que otorgan las principales calificadoras de riesgo a nivel internacional con una nota de BB con perspectiva estable. Fitch Ratings y Standard and Poor’s le califican con BBB, mientras Moody”s en Ba1, todas con grado de inversión estable. Panamá también muestra signos positivos en cuanto al costo de la vida. Los últimos informes oficiales muestran que la tasa inflacionaria apenas creció un 0,4 %.

En tanto, que los expertos prevén que la inflación del istmo cierre este año entre un 0,5 % a 0,7 %, niveles que podrían repetirse el próximo año. La inclusión de Panamá en la lista de paraísos fiscales de la Unión Europea (UE) no preocupa mucho en cuanto a la economía real, sustentó, por su lado, Cotes, porque está demostrado que cuando ocurrió en anteriores casos no causaron gran mella en la IED, aunque sí -admitió- en su reputación.

EFE