Gobierno obtendrá ayuda para disminuir “la brecha de habilidades” que tienen las empresas

El Gobierno ha reconocido que hay una brecha entre las habilidades de los jóvenes y quienes demandan ciertos sectores económicos

El Banco de Desarrollo de América Latina-CAF ayudará al Gobierno panameño a trazar un mapa del mercado laboral del país para tratar de identificar las características y necesidades de la oferta y la demanda, informaron hoy fuentes oficiales.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el organismo regional firmaron un convenio de cooperación técnica no reembolsable de 70 millones de dólares para diseñar “un Marco Nacional de Cualificaciones (MNC), que establezca niveles y certificaciones educativas de los trabajadores panameños”, explicó la institución.

El acuerdo ayudará al Gobierno a conocer la educación y formación profesional de los panameños que trabajan y buscan empleo, así como “la brecha de habilidades” que tienen las empresas y los sectores críticos y estratégicos que demandan empleo cualificado.

“El objetivo es poner al servicio del país herramientas clave para la formación del talento humano y, por ende, una economía sofisticada; distribuir el aprendizaje con criterios previamente definidos y permitir a las personas desempeñarse en un ámbito profesional en conformidad con un nivel previamente establecido”, indicó el ministerio en un comunicado.

La tasa de desempleo total se situó el pasado marzo en el 5,6 %, mientras que el desempleo abierto fue del 4,6 %, según los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

A pesar de que el crecimiento económico de Panamá es menor comparado a hace un lustro, el país sigue siendo uno de los grandes motores regionales y en 2016 su producto interior bruto (PIB) creció un 4,9 %.

Sin embargo, el Gobierno ha reconocido en varias ocasiones que hay una brecha entre las habilidades de los jóvenes y el personal cualificado que demandan ciertos sectores económicos, como el logístico o el turístico.

CAF, que fue constituida en 1970, está integrada en la actualidad por 19 países (17 de América Latina y el Caribe, más España y Portugal) y 14 bancos privados.

Su principal misión es impulsar el desarrollo sostenible y la integración regional, mediante la financiación de proyectos de los sectores público y privado, la provisión de cooperación técnica y otros servicios especializados, explicó la organización.

EFE