Combatirán falsificación de medicamentos con la tecnología

Foto: archivo

La industria farmacéutica confía en la tecnología de última generación para combatir uno de los principales problemas a los que se enfrenta en la actualidad: la falsificación de productos. Para evitar que crezca un mercado negro que reduce sus beneficios en miles de millones anuales y que, sobre todo, genera serios inconvenientes que tienen que ser resueltos posteriormente por la medicina convencional, los responsables de este sector se encomiendan a la internet de las cosas. La conexión de objetos a la red y sus vínculos entre sí ofrecen utilidades tan nuevas como eficaces.

Los fabricantes insisten en que el daño que ocasiona esta práctica ilegal afecta tanto al mercado como a las personas, cuya salud puede empeorar al consumir medicamentos que no son oficiales y que, a menudo, tienden a agravar su situación porque han sido alterados o adulterados. Por esta razón, empresas como las estadounidenses han tenido de plazo hasta noviembre de 2017 para marcar las cajas y paquetes que comercializan con un indicador que permita seguir su rastro. En estos productos, figurará sus números de serie y de lote y su fecha de caducidad.

La información se almacenará electrónicamente y posibilitará transferir el historial de transacciones donde y cuando se desee. De este modo, tras el envío y la distribución de los paquetes, se podrá saber al detalle si llegan a su destino, como establece la legislación y la normativa específicas, o si sufren cualquier vicisitud. Quienes están dedicando mucho tiempo y dinero a superar este desafío forman parte del 33% de las organizaciones encuestadas por la compañía Verizon que dan prioridad a estos sistemas para atender a sus clientes de una manera óptima.

Lo previsible es que la internet de las cosas avance en actividades y áreas como la fabricación (donde la aplicación de esta tecnología ha crecido un 84% desde 2016), el transporte (40%) o las ciudades y las comunidades inteligentes (19%). Sin embargo, su potencial en la industria farmacéutica se ha revelado como notable. En la atención sanitaria y en el suministro de medicinas, el incremento ha sido del 11% durante el último año. Datos como éstos explican que los analistas hayan previsto que el aumento de estas conexiones sea del 35% en el próximo ejercicio.

Los técnicos de Verizon aclaran en su estudio que la mayoría de las inversiones va a parar a iniciativas que todavía están en la fase de concepto o piloto. De momento, una buena cantidad de ellos no proporciona ni las estadísticas ni la profundidad que debería. No obstante, los encargados de esta tarea no desfallecen en su empeño. Tres cuartas partes de los ejecutivos entrevistados para esta investigación están trabajando en proyectos de este tipo.

Entre los profesionales inmersos en planes que ya se están materializando, uno de cada cuatro tiene la intención de valerse de la internet de las cosas para mejorar el rendimiento y la gestión de sus activos y capitales. Éstas son algunas de las funciones clave que aparecen en un informe del Boston Consulting Group sobre uno de los fenómenos que integran la cuarta revolución industrial. Como se señala en este documento, el objetivo del diseño de estas plataformas es dotar a las organizaciones de un entorno único como nunca había sucedido hasta ahora.

Agencias

Recuerda compartir en >><Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page