14 de noviembre en 1970: ¡Tragedia! Se estrelló el avión del equipo de fútbol americano Marshall Thundering Herd

El equipo de fútbol americano de la Universidad de Marshall, en la ciudad de Huntington (Oeste de Virginia) no era precisamente el mejor de Estados Unidos. De hecho, en 1970 solo habían ganado dos partidos y pertenecía al programa deportivo de la universidad. En aquella época, los jugadores solían desplazarse por tierra para cumplir los partidos en otras universidades. Viajar en avión era un hecho extraño.

El 14 de noviembre de 1970, el equipo Marshall se enfrentó al equipo de los Piratas de la Universidad de Carolina del Este, en el campo de los rivales.

Los organizadores decidieron desplazarse en avión hasta allí, a pesar de que estuvieron a punto de desechar la idea y viajar en autobuses. Finalmente, el vuelo 932 de la compañía Sur Airways, un modelo Douglas DC-9, les llevaría a la ciudad en la que debían jugar.

El partido se desarrolló sin novedades y el Marshall perdió, como era costumbre. A la vuelta, todo parecía ir bien. Hacia las 7:23 minutos de la noche, los pilotos establecen contacto con la torre de control y mencionan que están bajando a una altitud de 5.000 pies para el descenso final.

En ese momento, hay mal tiempo en el aeropuerto donde deben aterrizar, por lo que les advierten de que tengan cuidado. A las 7:34, los pilotos mencionan que acaban de pasar la baliza exterior del aeropuerto y reciben la luz verde para aterrizar. Todo marchaba con normalidad.

Sin embargo, por razones que se desconocen, el avión se había desviado demasiado a la derecha y se encontraba por debajo de la altitud mínima. Esto no pudo ser advertido por los pilotos debido al mal tiempo y las nubes. El avión golpeó las copas de unos árboles situados a poco más de un kilómetro del inicio de pista y los pilotos perdieron el control, produciendo el choque contra el suelo, convirtiéndose en una bola de fuego.

No hubo sobrevivientes. Las 75 personas que viajaban en su interior murieron. De ellas, 71 estaban relacionadas con el equipo, entre junta directiva, cuerpo técnico, jugadores y aficionados.

La investigación oficial determinó que el accidente se debió a un descenso por debajo de la altitudmínima. Esto pudo deberse a una errónea interpretación de los datos de cabina o a un fallo en el altímetro, quizá provocado por filtrarse agua. También se recomendó, para evitar futuros accidentes, la utilización de dispositivos de proximidad del suelo y la vigilancia e inspección de las operaciones de vuelo.

Esta tragedia, unida a irregularidades en el sistema de reclutamiento de jugadores por parte del equipo casi hicieron desparecer el programa deportivo de la universidad. Un nuevo entrenador fue contratado para reconstruir el equipo (de allí la película “We are Marshall”.

Al principio, la mayoría de jugadores eran otros deportes, nunca habían jugado a fútbol americano. Poco a poco, la ciudad y el equipo se fueron recuperando de la conmoción provocada por al tragedia. En 1984 consiguieron un balance de 21 temporadas consecutivas con más victorias que derrotas. En 1992 y 1996 ganaron el título de la División I-AA antes de ascender a la División I-A.

En la actualidad hay varios monumentos situados en la Universidad de Marshall. En el estadio actual del equipo, en la Universidad de Carolina del Este y en el lugar del accidente recuerdan la tragedia.

 

Noticia al Día

Recuerda compartir en >><Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page