¡Pendiente! Conozca todo sobre la muda vocal y cómo atender este fenómeno

“Desde hace algún tiempo he notado que mi voz se quiebra; sufro mucho cuando canto en el coro de la secundaria, siento que arruino cada canción”, dijo Carlos Pérez a su madre, Daniela Ruiz, quien luego de acudir con su “pimpollo” a varios especialistas conoció que atravesaba el proceso denominado muda vocal.

Alvarado, de 15 años, y originario de San Juan, Puerto Rico, asiste a clases de canto desde al menos 11 meses. “Me asusté de una vez cuando vi que mi hijo se sentía molesto por no poder aplicar muy bien las técnicas (…). No me quejo, pero es injusto que este problema haya comenzado cuando Carlos va dando sus primeros pasos en algo que ama (…). Aunque muchos médicos han comentado que no debo alarmarme porque la muda vocal no implica riesgo, el susto sigue presente”, expresó Ruiz sobre la transformación de la voz de su retoño menor.

El experto en foniatría, Arturo Barbaresco, indicó que la muda vocal se refiere a los cambios fisiológicos que sufre la voz durante el periodo de adolescencia, tanto el hombre como la mujer, debido a la actividad hormonal que ocasiona cambios de crecimiento en la anatomía de la laringe.

“Quiero resaltar que la muda vocal es sencillamente un proceso natural que surge al momento del crecimiento”, explicó, por otro lado, Mariecch Pobleeu, otorrinolaringóloga española arraigada al estudio de la modificación de la voz.
¿CÓMO EVOLUCIONA LA MUDA VOCAL?
Aunque en la primera década de vida no existe diferencia entre la voz de una niña o un niño, en la pubertad esto voltea la hoja, de cara a la muda vocal.

“Los cambios de las cualidades de la voz van asociados a las transformaciones que presenta el ser humano en la pubertad, dirigidos por los procesos hormonales, de crecimiento y maduración, lo que nos conlleva al desarrollo sexual de los órganos genitales, glándulas y los caracteres sexuales secundarios.

Lea también: ¿Para qué sirve la terapia de desensibilización y reprocesamiento ocular?(+video)

Así tendríamos:

 Etapa Pre-púber: Entre los 10 y 14 años, donde se observa un aumento del crecimiento anatómico del individuo y las primeras modificaciones de la muda vocal.

 Pubertad: De los 14 a los 16 años aluden manifestaciones sexuales como menstruación, crecimiento de en región púbica, miembros superiores e inferiores y axilas, crecimiento de mamas, aumento del volumen peniano y de los escrotos; cambios de las cualidades vocales por el crecimiento, maduración de la laringe, cuerdas vocales verdaderas.

 Juventud: Se obtiene la madurez sexual con el desarrollo completo de los genitales y las características vocales ya del adulto”, detalló el galeno del Instituto de Previsión y Asistencia Social (IPASME), por más de 26 años, en Maracay con respeto al hilo conductor: muda vocal.

CUANDO LA VOZ SE TRANSFORMA…
Como los bajos y altos hormonales principalmente se producen en la mocedad, la muda vocal aflora. Barbaresco afirmó: “Los cambios de las cualidades vocales durante la muda generalmente se presentan en la pubertad, los cuales están asociados al sexo, estatura y cantidad de masa corporal que presente la persona”.

Argumentó que “en el género masculino las cuerdas vocales son grandes y anchas, lo que origina una voz con tono grueso y grave; mientras en el femenino son cortas y delgadas, produciendo así un tono agudo y suave, ante la muda vocal.

“La voz de mi niño parece de un hombre mayor, parece de uno robusto, nunca imaginé que se trataría de una muda vocal”, considera Daniela, arquitecta informática.

ALTERACIONES LUEGO DEL CAMBIO
De acuerdo a un sondeo llevado a cabo en el estado Zulia, uno de los más representativos de Venezuela, 30 % de la población cree que la muda vocal ocasiona patologías. Sin embargo, la adscrita a la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial (SEORL-PCF) enfatizó que “(…) la mutación de la voz no genera enfermedades; es una proceso de cambio, como destaqué anteriormente”.

A su vez, el Dr. Barbaresco enfatizó que la muda vocal no origina enfermedades, sino alteraciones. Conforme a su percepción, estas son las que prevalecen:

Muda Prolongada: ocurre cuando el proceso se mantiene posterior a las edades consideradas como parámetros normales, caracterizado por la persistencia de una voz con tono muy agravado, timbre carrasposo, y presencia de diplofonia, asociado a alteraciones psicológicas.

Incompleta: la muda vocal incompleta es caracterizada por una voz infantil, con un tono muy bajo y agudo, ligado a fatiga, esfuerzo, cansancio vocal y procesos psicológicos.

Excesiva: se fundamenta dada una voz con tono muy grave, y alineado a factores hormonales y psicogénicos.

Precoz: resulta originada mediante una alteración orgánica hormonal, donde el tono es más grave en comparación a la estructura física del individuo y su edad.

Retardada: Muda vocal tardía basándose en alteraciones hormonales y/o psicológicas, que conlleva al no desarrollo sexual del individuo.

Falsete mutacional: representado luego de haberse completado la muda orgánica pero no la funcional, apegado a factores orgánicos como en el caso de los adolescentes hipo y/o anacusicos, psicológicos y sociales.

Existen personas que pese a su crecimiento no logran atravesar ese procedimiento de conversión, ¿qué pasa si la muda vocal no acontece?

“La no adecuación de una voz con un cuerpo origina en la persona una autoimagen inadecuada, lo que exalta a un conocimiento erróneo de sí mismo, por la falta de interrelación de los aspectos emocionales, cognitivos y conductuales. Por ello, si la persona no logra alcanzar una madurez e integración de los procesos orgánicos, fisiológicos y psicosociales, presentará dificultad para lograr su independencia y autonomía”, declaró el docente de la Asociación de Padres y Amigos de Niños Excepcionales (AVEPANE) entre 1993 y 1995.

TRATAMIENTO
Asimismo, especificó que la atención de la muda vocal es multifactorial: ‘médico foniatra, endocrinólogo, otorrinolaringólogo, psicólogo, sociólogo, terapista de lenguaje y profesor de canto (cantante), y aclaró que ‘el tratamiento se basa en corregir las afectaciones’, además de dar a conocer cada una:

Orgánicas: corrige las alteraciones fisiológicas y hormonales a través de tratamiento farmacológico ante los posibles factores asociados, que puedan considerarse agravantes de la muda vocal.

Funcionales:
– Técnica de sonido basal: emisión del fonema “A” en tono basal para lograr mayor contracción del musculo tiroairitenoideo y relajación del cricotiroideo y coaptación de las cuerdas vocales.

– Manipulación digital: se realiza una pequeña presión en las alas del cartílago tiroides con el cuello del paciente flexionado ventralmente, mientras emite vocales graves (a, o, u) para agravar la voz y disminuir su frecuencia tras la muda vocal.

– De Fuerza: favorece la coaptación de las cuerdas vocales, ya que este tipo de pacientes presentan frecuentemente falsete.

– “B” Prolongada: ayuda a la relajación vestibular y laríngea, procreando un mejor cierre de las cuerdas vocales con la finalidad que la laringe descienda.

Psicológicas: sesiones de terapia de psico-emocional que consiguen liberar el cuerpo, la voz y la expresión para aprovechar cada uno mejor, frente a la muda vocal.

DE LA A A LA F: CONSEJOS
A. No hacer uso forzado de la voz en presencia de alteraciones de las vías aéreas superiores y laringe como procesos infecciosos, inflamatorios para que no prevalezca la muda vocal.

B. Evitar toser excesivamente y el carraspeo o aclaramiento de la garganta. Carraspear puede convertirse en un hábito nocivo que lleva a la presencia de nódulos y/o pólipos en cuerdas vocales.

C. Identificar y eliminar hábitos vocales inapropiados como gritar, vociferar, dar alaridos, carraspear y toser, a propósito del control de la muda vocal.

D. No cantar si se debe forzar la voz.

E. Tampoco ingerir elementos irritantes de las cuerdas vocales como tabaco, alcohol, drogas y bebidas muy frías o calientes.

F. Hacer ejercicios físicos regularmente, con el objetivo de mantener una buena postura y respiración, indispensables para hablar adecuadamente.

“Ahora espero curarme pronto, ya quiero que mi voz regrese a la normalidad. Amo tanto cantar que le prometí a mamá que haré todo lo necesario para relajarme y no enojarme por mi fea voz; ya estoy comprendiendo que la muda vocal es natural y no solo me pasa a mí”, asegura Pérez.

En la actualidad, no existen cursos ni trucos para afrontar esta situación. La recomendación, según Babaresco, es un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado para resolver cada caso de muda vocal. A su juicio, “cada paciente es un mundo individual”.

A TU SALUD

Recuerda compartir en >><Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page