CIDH preocupada por muertes en centros de detenciones migratoria en EE.UU, entre ellas la de un panameño

Imagen archivo referencial

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este viernes  su profunda preocupación por la muerte de diez personas migrantes, entre ellas la de un panameño, detenidas bajo custodia en el  Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) de Estados Unidos de América.

La CIDH insta al gobierno de los Estados Unidos a que haga una investigación seria e imparcial sobre estos hechos, así como sobre las condiciones de detención de personas migrantes en su custodia.

Entre las muertes más recientes ocurridas este año destacan la de un panameño que presuntamente se suicidó; 2  de Honduras, 1 de Brasil, 1 de Guatemala, 1 de Jamaica, 1 de México, 1 de Nicaragua, 1 de India y 1 del Reino Unido.

Estos decesos igualan a las ya ocurridas en el año  2016 , siendo éstas las cifras más altas en los últimos cinco años.

La muerte más reciente  fue la de Rolando Meza Espinoza, nacional de Honduras, quien, de acuerdo con fuentes de conocimiento público, fue detenido por el ICE en abril de este año y falleció bajo su custodia el pasado 10 de junio, como consecuencia de una serie de quebrantos de salud, los cuales no habrían sido tratados de manera adecuada por parte de las autoridades migratorias estadounidenses.

Asimismo, la CIDH está al tanto de las  huelgas de hambre que han venido ocurriendo durante los últimos meses en los centros.  En las huelgas de hambre las personas migrantes y solicitantes de asilo han reclamado condiciones detención dignas, garantías de debido proceso, posibilidad de solicitar asilo y fianzas accesibles para poder llevar sus procedimientos en libertad.

Igualmente se mostraron “sumamente preocupados” por el uso del confinamiento solitario, así como golpes y uso de gas pimienta.

La Comisión reitera que Estados Unidos tiene la obligación absoluta de prevenir y sancionar la tortura, así como la obligación de tratar digna y humanamente a las personas migrantes detenidas, con estricto apego a las obligaciones derivadas de los instrumentos internacionales y regionales sobre derechos humanos.

“En casos excepcionales en los que se recurra a la detención migratoria, el Estado debe garantizar condiciones dignas de detención, incluyendo garantizar el derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental y asegurar que la utilización de medidas de aislamiento se hagan únicamente como medida de último recurso, limitadas en el tiempo y únicamente para salvaguardar intereses legítimos, de conformidad con los Principios y Buenas Prácticas sobre la Protección de las Personas Privadas de Libertad en las Américas y recordando que su prolongación y aplicación inadecuada e innecesaria constituye actos de tortura o de tratos crueles, inhumanos o degradantes”, reseñó un comunicado.

 

Noticia al Día

Recuerda compartir en >><Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page